talentoysuerte

Esta frase de Jacinto Benavente que @candidman compartió marca una articulación entre talento y suerte que parte del protagonismo y las decisiones informadas pero que a menudo se considera una casualidad.

El talento, que   como aptitud es la capacidad o inteligencia para desempeñar una actividad o varias es como una enorme posibilidad,  se desarrollará en toda su amplitud no solamente cuando la suerte le dé su momento sino si ha sido construido, anclado a la realidad del trabajo, alimentado desde el conocimiento y la acción.

El azar hace aparecer las oportunidades, sin embargo es desde el protagonismo, el hacerse cargo de las propias fortalezas, el estar alerta a las posibilidades, el comunicar congruentemente lo que se necesita, se puede y se elige, que se puede acceder a ellas.

Reconocer, validar y utilizar los propios talentos honrándolos desde los encuentros genuinos, las buenas prácticas , el profesionalismo es darle a la suerte horas felices.

Pero descansar en ella para que las cosas se den, resentirse porque otros pueden o hacen diferente y  aletargar el propio desarrollo, será instalarse en un círculo vicioso de no hacer,no lograr.

Celebrar el propio talento desde la evolución y el aprendizaje intencionales, el disfrute del hacer y la búsqueda y la generación de oportunidades implicará vivirlo de la mejor forma.

Y ayudar a que la suerte haga él trabajo que puede hacer.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios