“La historia del medio es la que, a la larga, sobrevivirá, porque tiene la fortaleza que da el interés por escucharla, la independencia de no tener dueño y la levedad de no perseguir interés.” Frase de “La Historia del Medio” , primera novela de Andrea Turchi, autora de este blog ‘A partir de una frase’.

Elegí esta frase para responder a todos los que me preguntan por el título “La Historia del Medio”, de mi primera novela, publicada en formato kindle por Amazon.

La historia del medio es la que se co construye.

No necesariamente para que sea puente entre las otras dos historias antagónicas, enfrentadas, encerradas en su propia razón, luchando en su intento de colonizar a la otra, sino como una tercera posibilidad, superadora en su posibilidad de dar otros sentidos.

Desde su estar siendo ni asi, ni asá, adquiere fortaleza en su capacidad de ser original sin enfrentarse, ni tener que distinguirse, ni aparecer en oposición de.

Y se nos presenta como desafío para superar grietas, nos invita a hacer otras preguntas y escuchar otras respuestas, a jugar juegos no inventados, a soñar otros horizontes.

¿Qué tal si nos comprometemos con aprender a tejer historias del medio?

Historias sin dueño, sin perseguir intereses, que interesen y convoquen desde otro lugar.

Que interpelen desde su fundamento y al mismo tiempo muestren una incompletud a llenar con otros aportes.

Que despierten compromisos desde las decisiones libres pero que no los necesiten para seguir evolucionando en su significado.

Historias del Medio.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Toda mi gratitud por la tapa de la novela, que fue diseñada y dibujada por Tadeo Ferreyra.

“Lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites.” Frase de ‘El amor en los tiempos del cólera’ de Gabriel García Márquez, -1927- 2014-, escritor, guionista, editor y periodista colombiano, premio Nobel de Literatura en 1982, ilustrada por Pablo Bernasconi, @pablobernasconi, diseñador gráfico, ilustrador, escritor y autor argentino.

sospechatardia

Bellísima esta frase de Gabriel García Marquez, ilustrada con su magia permanente por Pablo Bernasconi, que nos invita a conectarnos con las inmensas posibilidades de la vida en un momento en que parafraseando al título  “El amor en los tiempos del cólera”, vivimos  en los tiempos del  COVID 19. 

Es que enfocarse , dejando de lado  tardías sospechas, en las posibilidades  sin límites de la vida es abrirse a elegir, protagonizar y aparecer como aporte.

¿Qué si se puede hacer? Con lo que se tiene, donde se está. A partir de los propios recursos. Correrse del ‘no se puede’ generará nuevos pensamientos y facilitará acciones , quizás mínimas, que nos sacarán del lugar en el que creemos que hemos quedado atrapados.

¿Qué conversaciones se vuelven necesarias? Estar juntos , encontrarse a todo momento instala necesidades de acuerdo , de nuevos juegos y de construcción más cuidadosa de las relaciones que nos importan. Volver a decir implica decir distinto, y estos tiempos de encierro conjunto nos quitan las excusas de generar  y pedir escuchas comprometidas.

¿Qué de lo que se me ocurre necesita que pida ayuda? Aun los menos preparados están ahí para socorrernos. Claro que necesitan saber que los necesitamos y tener instrucciones precisas de lo que queremos. El otro aparecerá como aporte cuando hagamos las preguntas y las propuestas adecuadas.

¿A qué me habilita este juego sin reglas?  Inventar posibilidades , como hacen Vittoria Oliveri , 14 años, y Carola Pessina , de 11,      que juegan una suerte de tenis  de terraza a terraza en Italia, y animarse ,   no a generar nuevas reglas para viejos juegos que ya no existen como eran,  sino a crear innovadoras formas de jugar  en este mundo rápido, complejo y volátil.

Así, como nos cuentan Gabo y Bernasconi, aun en tiempos de cuarentenas, aislamientos y temores, la vida sigue presentándose apetecible, poderosa e ilimitada.

¿Quiénes decidimos ser  y cómo elegimos vivirla?

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Nuestro descanso es nuestro lugar”. Frase atribuida a San Agustín, (354-430) teólogo latino, una de las máximas figuras de la historia del pensamiento cristiano.

descansoactivolugar

Considerar a este descanso impuesto, como propone  San Agustín , nuestro lugar, es enfocarse en lo que  sí se puede hacer, facilitarnos esas actividades y elegir transitar los aislamientos obligados desde la proactividad y el protagonismo.

Definir de qué cosas se descansa y que otras posibilidades ofrece esta situación, implica apropiarse del tiempo disponible y construir oportunidades que la rutina anterior no permitía.

¿Qué me da esta realidad? ¿Con qué recursos sigo contando? ¿Cuáles son los que en esta situación puedo incorporar?

Comprender que hay otros modos de sostener los objetivos que no se pueden soltar, facilitará el inventar, así como el pedir ayuda y construir alianzas posibilitantes. 

¿Qué cosas necesito que sigan funcionando después de la pandemia? ¿De qué forma las sostengo? ¿Cómo hago para que otros las sostengan? ¿Qué relaciones puedo cultivar? ¿Con quien me puedo conectar? ¿Qué puedo proponer?

Aprender a hacer distinto desde los tiempos vueltos lienzo en blanco es una oportunidad apetecible.

¿Cómo puedo organizar mi rutina actual para considerarme productivo? ¿Qué desafío me presenta delegar y cómo lo soluciono? ¿Qué tiempo que ahora tengo lo dedico a hacer el curso que no pude hacer? ¿Y si le pregunto a mi familia en qué puedo mejorar mi comunicación?

Descansar de algunas actividades incorporadas a la propia vida abre, también, un espacio de conexión y gestión de  los estados de ánimo.

¿Qué estado de ánimo vive en mis quejas? ¿En qué otras situaciones que he vivido lo reconozco? ¿Qué información me trae? ¿Qué puedo hacer a partir de esa información? ¿Qué conversación necesito abrir? ¿Con quién puedo trabajar esto? 

Descansar, aunque cuando no sea una elección, puede ser algo elegido.

¿Qué elegimos hacer?

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Mas que ninguna otra cosa, los sentimientos nos hacen humanos. Nos hacen, en fin, semejantes”. Frase del libro “El lenguaje de los sentimientos” de David Viscott (1938- 1996) psiquiatra, autor, empresario y personalidad de los medios estadounidense.

sentimientos

Este decir de David Viscott, en su libro ” El lenguaje de los sentimientos” nos pone en situación de comprender lo que otros sienten, aunque no en suponerlo.

Somos semejantes en sentir y eso abre posibilidades a la empatía, la comprensión, la compasión, pero no nos hace dueños y conocedores de la única versión de los sentimientos.

Aun cuando los sentimientos pueden ser universales, lo que los despierta, la forma en que se sienten y el modo en que se expresan varía de persona en persona.

Descubrir y reconocer eso, implica ser capaces de desarrollar habilidades para acompañar, sostener, liderar, enseñar, guiar, ayudar, sin expresar juicios de valor sobre los sentimientos ajenos, sin pretender traducir lo que otros sienten y abriendo la escucha y el propio corazón para encontrarse con el sentir de los demás.

Claro que también es una invitación a expresar con claridad y autenticidad los propios sentimientos, a aprender a hablar de ellos sin pudores y con las palabras adecuadas,  y a tomarse el tiempo de mostrarlos ante quien haga falta.

En este momento de desasosiego e incertidumbre, en que el mundo se preocupa y ocupa de la misma pandemia, se hace ineludible dar espacio a la aparición de los sentimientos, de las emociones, de los estados de ánimo, porque eso implica salud.

Si los expresamos como los sentimos y de forma que los demás puedan escucharlos. Si  escuchamos los de los demás  y permitimos que nos asombren y conmuevan.

Entonces honraremos el ser humanos y semejantes.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Empieza a ver las extraordinarias oportunidades para innovar que pueden presentarse cuando dejamos de tener una mentalidad temerosa y reactiva”. Frase del libro ‘La Revolución Necesaria’ , de Peter Senge, profesor principal en MIT y presidente fundador de la Sociedad para el Aprendizaje Organizacional (SoL) y otros autores.

mentalidadtemerosayreactiva

Innovar tiene que ver con hacer a partir de los miedos y no como reacción a algo sino como propuesta de cambio, parece decir esta frase del libro ‘La Revolución Necesaria’ , de Peter Senge, profesor principal en MIT y presidente fundador de la Sociedad para el Aprendizaje Organizacional (SoL) y otros autores.

Es que toda trasformación, modificación o cambio trae consigo un tiempo de transición en que los miedos y las gestión impulsiva llevan a defenderse, quedarse quietos o retroceder.

Desde el temor y las reacciones se suele recurrir a lo que ya se conoce, sirvió en otras ocasiones o nos deja parados en la zona segura de comodidad.

Innovar es encontrar un camino no recorrido.

Puede ser un camino nuevo, o una forma de mirar distinto un camino ya caminado, o un caminar diferente por los mismos lugares.

Innovar tiene que ver con conseguir otras respuestas a las preguntas que se hacen. 

¿Qué tal si se toma la información que trae el miedo y se opera a partir de ella? ¿Si se analiza la realidad y desde ahí se disparan apuestas diferentes?

Si se teme no tener recursos ¿cuántos recursos se necesitan? ¿Con cuántos se cuenta? ¿A quién o de donde se pueden pedir o conseguir mas? ¿Cuáles recursos pueden reciclarse para esto? ¿Qué si se puede hacer con los recursos disponibles?

Considerar lo que sí se tiene, redescubrir aquello con lo que se cuenta, es crear una plataforma desde la que el salto parezca si no más fácil, más lógico. 

Si no se reaccionara como otras veces ¿Qué sería reaccionar distinto? ¿Qué acción que nunca se hizo se podría hacer? ¿Qué conversación es posible diseñar para generar algo distinto? ¿Que haría que se haga diferente?

Probablemente la innovación aun no aparezca, sin embargo, preguntar lo que no se preguntaba, desafiar las seguridades, animarse a pensar distinto, traerá posibilidades que antes no se veían.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“No tengas miedo de sentarte tranquilamente a pensar” Frase de Lorraine Hansberry, 1930- 1965, escritora, dramaturga y activista estadounidense, autora de ‘Un lunar en el sol’.

sentarte a pensar

Sentarte a pensar, como propone esta frase  Lorraine Hansberry, escritora, dramaturga y activista estadounidense, autora de ‘Un lunar en el sol’ , es la forma de encontrarse con uno mismo, reflexionar y autoconocerse.

Darse el tiempo de pararse a reflexionar, reconocer y evaluar lo hecho, lo dicho, lo elegido, habilita el aprendizaje, el reconocimiento de logros, la validación de decisiones y el reciclado de opiniones.

Creencias como “quedarse solo es aburrido”, “no puedo  de pensar en lo que yo mismo hago”, ” si me pongo a pensar pierdo el tiempo” hacen que se evite ponerse a pensar con tranquilidad acerca de lo sucedido o lo vivido, y se evita trabajar en la evaluación y el reconocimiento.

Claro que como dice Lorraine Hansberry, hay que hacerlo tranquilo, abierto a encontrarse con aspectos que mantenemos en sombra, o no queremos mirar.

También con espíritu crítico.

Y  fundamentalmente con amorosidad, capacidad de perdón y la  flexibilidad necesaria para decidir cambios.

¡Hasta la próxima!

Andrea

#coachandreaturchi #autoliderazgo #liderazgo #coachingejecutivo #evaluacion

“¿Quieres tener razón o quieres estar en una relación? Porque no siempre puedes tener los dos. No puedes acurrucarte y relajarte con “tener razón” después de un largo día “. Frase de Harville Hendrix , educador y terapeuta autor de libros sobre relaciones y creador, con su esposa Helen LaKelly Hunt, de la ong Imago Relationship .

tenerrazon.png

 

Decidir si uno quiere tener la única razón o conservar la relación,  como propone Harville Hendrix, creador junto a su esposa Helen LaKelly Hunt, de la ong Imago Relationship,    es clave para armar otro tipo de conversaciones, que habiliten encuentros aun cuando no se esté de acuerdo.

Tener razón no habilita imponerla contra viento y marea, o dejar de escuchar , o no validar que otros puedan tener  otras razones. 

Encerrarse en las propias razones levanta paredes y corta puentes de acceso a los otros, a sus sentimientos y pensamientos.

Cuando se suelta el querer arrasar o imponer , se abren posibilidades a la escucha, la comprensión, la aceptación, competencias claves a la hora de coordinar acciones aun cuando se piense, sienta y hasta haga distinto.

Sostener relaciones suele ser mas vital que tener la razón, y al reconocer eso aparecen otras formas de intercambio, construcciones conjuntas y posibilidades ciertas de ceder al mismo tiempo que se gana.

Solo se necesita poner a un lado lo que se considera certeza , abrir preguntas,  dar a los demás espacio para aparecer, y dejar que su aporte impacte.

Lo demás será trabajo compartido.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

 

“Realmente creo que la esperanza es la respuesta correcta al milagro de la conciencia humana.” Frase de John Green, @johngreen, escritor estadounidense de literatura juvenil, blogger en YouTube y productor ejecutivo, resaltada en la entrevista que le realizó Melinda Gates, Melinda Gates, @melindagates, empresaria y filántropa estadounidense, en ‘Evoke’.

hope

La conciencia convoca a responder desde la esperanza plantea John Green, @johngreen,  en esta frase resaltada en la entrevista que le realizó  Melinda Gates, @melindagates,  en ‘Evoke‘.

Si nos damos cuenta, es tiempo de responder con la esperanza y trabajar por ella.

Caer en el pesimismo, bajar los brazos, soltar la responsabilidad y sacudirse de encima el compromiso son modos de sumirse en la inconciencia voluntaria.

Sentir y hacer como si no se pudiera hacer nada, implica adormecer los sentimientos, ponerse una venda en los ojos y cerrar la puerta de las posibilidades.

Gestionar la esperanza no es solo permitir que aletee brevemente, ni dejarla instalada en conversaciones tranquilizantes.

Gestionar la esperanza es hacer que florezca en emprendimientos, cocreaciones y vuelos compartidos.

Es trabajar para darle forma, profundidad e impacto a lo posible. Es construir velas que respondan a los mas ínfimos vientos. Es hacerla brillar en las sonrisas de todos.

Gestionar la esperanza es distinguirnos  y celebrarnos como seres concientes.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Lo que cambia a los hombres no son las ideas; no basta conocer la causa de una pasión para suprimirla; hay que vivirla, hay que oponerle otras pasiones, hay que combatirla con tenacidad; en una palabra, hay que trabajarse”. Frase de Jean Paul Sartre, 1905-1980 , filósofo, escritor, novelista, dramaturgo, activista político, biógrafo y crítico literario francés, de su libro Crítica de la Razón Dialéctica, Tomo 1, Ed. Losada.

trabajarselargo.png

¡Qué inquietante y maravillosa invitación la  que  Jean Paul Sartre vuelca en su  libro ‘Crítica de la Razón Dialéctica‘! Vivir, apasionarse y trabajarse. 

Lo comenta como contrapartida del conocer solo a través de las ideas, y es una propuesta a autoobservarse , descubrirse en la experiencia y decidir cambiar lo que se busque cambiar por medio del trabajo sobre uno mismo.

Suele tentarnos el aprendizaje rápido, el conocer digerido, la copia de lo ya conocido, y caemos en no preguntar, dudar o desafiar lo que recibimos.

Adormecido el espíritu crítico, nos olvidamos de regar las propias opiniones, de elegir y tomar decisiones.

Queriendo pertenecer, caer bien, no hacer olas, perdemos la posibilidad de aparecer y ser oferta para los demás.

Buscando cambiar reprimimos, ocultamos y nos disfrazamos para no ser lo que no queremos ser.

Capitalizar la experiencia, las vivencias, expresar lo que apasiona, lo que enciende, lo que nos hace sentir fieles a nosotros mismos, requiere trabajar para aceptar, validar, respetar y disfrutar lo que estamos siendo y accionar con compromiso en pos de modificar lo que decidimos variar.

Implica considerar que no estamos construidos en piedra, que todo cambio requiere trabajo y tiempo y ser consistentes y amorosos al involucrarnos en  procesos de transformación.

Y no será simple. Será profundo y enriquecedor.

¡Hasta la próxima!

Andrea

La imagen pertenece a Alex Evan, video game developer,  de Media Molecule.

 

“Aprender a aprender es aprender a cultivar la disposición emocional que nos mantenga abiertos a continuar tomando las acciones que necesitemos tomar para seguir aprendiendo.” Frase de Gloria Flores, abogada, consultora, capacitadora y entrenadora chilena, cofundadora de Pluralistic Networks Inc. y autora del libro ‘Aprender a aprender y la navegación de los estados de ánimo’.

aprenderaaprender

Gloria Flores abre las mil puertas del aprendizaje al conectarlo indisolublemente con la disposición emocional y los estados de ánimo, en su libro “Aprender a aprender y la navegación de los estados de ánimo” y a través de sus trabajos como  consultora, capacitadora y entrenadora en Pluralistic Networks Inc. 

Involucrarse en todo  aprendizaje, ya sea personal, grupal, organizacional, enmarcado en un programa académico, autodidacta o laboral, concita emociones. humores, actitudes y disponibilidades que acompañarán positivamente la participación, el desarrollo y el resultado del proceso.

Asi, la ambición, el asombro, la autoconfianza, la determinación, la paciencia, la serenidad, la perplejidad,  favorecerán el capitalizar, sostener y disfrutar el aprendizaje.En tanto que la confusión, el aburrimiento, la impaciencia, la arrogancia, la resignación, la desconfianza, la frustración, la inseguridad, el agobio, obstaculizarán todo emprendimiento, incluido el de aprender.

Y esto es importante para todos porque cualquier cambio que intentemos, requiere aprender a hacer distinto a lo que hacemos y nos ha dejado en el lugar en que estamos y del que queremos salir.

Plantearse ser aprendiz para transformar conversaciones estereotipadas en intercambios jugosos, para  alcanzar objetivos que no se logran, para diseñar procesos mas eficientes, para conectarse con relaciones necesarias y elegidas.

Plantearse ser aprendiz para crear no sólo las diferencias buscadas sino para crear el futuro diseñado.

Reconocer que es aprendiendo como se cambia es abrir las posibilidades mas poderosas.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

La imagen de las puertas es de Peter Austin para Gettyimages