“Todo cambia tan rápido que también los lugares comunes se forman muy rápido”. Frase de Sebastián Campanario, @sebacampanario, columnista del diario La Nación, en la entrevista que le realizó Gerry Garbulsky, @garbulsky, director de TED en Español, en su podcast “Aprender de Grandes”.

tanrapido

Esta frase que le escuché a  Sebastián Campanario, @sebacampanario, columnista del diario La Nación, en la entrevista que le realizó Gerry Garbulsky, @garbulsky, director de TED en Español, en su podcast “Aprender de Grandes”.me hizo pensar en que en estos tiempos volátiles y rápidos hay que comprometerse con sostener los temas que uno quiere o necesita que permanezcan.

Ya sea una temática que importe e involucre a muchos , pasará tan pronto como otra noticia o situación aparezca mas relevante.

Cual si fueran  faros que emiten haces de luz por intervalos, los medios , las instituciones, la opinión pública, otean la realidad a la caza de esos emergentes llamativos. 

Si queremos que los temas se mantengan interesantes y no caigan en ser lugares comunes, como dice Campanario, se vuelve necesario mantener en alto sus banderas, alimentar con evidencias su existir, hacerlos durar por sustanciosos y verídicos.

¿Qué información es relevante compartir para que se conozca tu proyecto? ¿Cuáles de las ideas que defiendes merecen aparecer con mayor fuerza y calidad? ¿Que mostrarías al mundo si no temieras que no lo descubra?

Ser protagonista de las propias búsquedas implica también señalar la ubicación y contar qué se está haciendo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Responsable significa no correr con costos por no haber tomado decisiones” . Frase del artículo ‘Cómo agilizar cualquier proyecto: 10 estrategias clave’ de Damián Buonamico, Organizational Agile Coach, en Linkedin.

 

responsablecostos

Contundente práctica para la responsabilidad es la que plantea Damián Buonamico con esta frase de su  artículo ‘Cómo agilizar cualquier proyecto: 10 estrategias clave’  en Linkedin: no incurrir en costos por no tomar decisiones a tiempo.

La responsabilidad, como su nombre lo indica, es la competencia de comprometerse a  responder en tiempo y forma. 

Tiempo y forma están relacionados con la toma de decisiones.

Al postergar excesivamente, evitar o dejar en manos de otros las decisiones necesarias, se incrementan los costos económicos, relacionales, de resultados y de aprendizaje.

Dilatar decisiones  hace que salgan de balance los presupuestos, se incurra en nuevos gastos y cambien las condiciones de satisfacción de proveedores y realizadores.

El no decidir a tiempo socava, también, la confianza, hace que comiencen a circular rumores y crezca la incertidumbre. 

Procrastinar determina  que se alcancen resultados solo a costa de sacrificios y tensiones, que se instalen hábitos perniciosos y que se logre menos de lo que se planifica.

Los apuros, los malestares asociados a las postergaciones y a las urgencias, el hacer a último momento , el ver frustrados los planes, dificultan la posibilidad de realizar el seguimiento de procesos, evaluar , dar feedback y reconocer desempeños.

Con esto se empañan  y ralentizan los aprendizajes.

Las metodologías ágiles proponen la estrategia de decidir lo mas tarde posible… ¿cómo se articula eso con la postergación? Lo charlaremos en otro post.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“Siguen pidiéndonos que agreguemos dificultad y espectacularidad y hagamos ejercicios más duros. Así que los hacemos… Y después ellos no los reconocen. No creo que sea justo”. Frase de Simone Biles, estrella estadounidense dominadora de la gimnasia artística femenina en la última década, con decepción por una injusta valoración de la Federación Internacional de Gimnasia (FIG), que le dió una puntuación inferior a la merecida por su desempeño para “proteger a las gimnastas”. Extraída de la nota de Luciana Aranguiz, @jluciana12, “Simone Biles, la número 1 de la gimnasia a la que “castigan” por desafiar los límites de lo imposible”, de Clarín Deportes.

simonebiles

Con su frase, incluida en la nota de Luciana Aranguiz,  @ajluciana12 en Clarin Deportes, Simone Biles habla de una puntuación que considera injusta y nos abre los ojos a una práctica que se da en los ámbitos  deportivos y también organizacionales : nivelar para abajo. 

Cuando se quita valor a los que se destacan para no molestar, proteger o acompañar a aquellos que se cree no pueden llegar, se es doblemente injusto.

A algunos se les está quitando un reconocimiento adecuado y a los otros se les quita el desafío de mejorar.

Cuando se acallan los aplausos para no generar competencias, se retrasa a lo que van adelante para que todos sientan que van iguales, se dan datos falsos, se esconden logros y se disfrazan realidades.

Esto es tan ilógico e inconducente como evaluar a todos con el mismo número.

En ese ámbito en el que se nubla lo conseguido, se desmotiva, se postergan posibilidades y se liman artificialmente las diferencias que ni se percibe que existan.

No es diciendo que no se alcanzó el éxito que se fomenta el crecimiento.

Reconocer los logros es ampliar horizontes, generar modelos , favorecer aprendizajes.

También acompañar de la mejor manera, dando las mismas manos que aplauden a los que subieron,  a quienes tienen que subir escalones.

Generando espacios de cuidado que  muestran los que ya pasaron.

Recorriendo caminos  de laureles, que encienden el alma y generan  estímulos.

¡Hasta la próxima! 

Andrea

“Lo que tendemos a evitar es lo que más valor puede darnos”. Frase de Leo Piccioli, @leopiccioli, investigador y escritor en Liderazgo, Valores y Cambio Tecnológico, LinkedIn Top Voice 2018, en su nota ‘El dia en que a WeWork le llegó su Uber’.

tenderaevitar

Leo Piccioli, @leopiccioli, señala, con esta frase de ‘El dia en que a WeWork le llegó su Uber’, un hábito pernicioso en el que caemos a la hora de autoconocernos, trabajar sobre nosotros mismos u gestionar grupos y organizaciones, evitar  hacerse cargo de lo que duele, molesta , obstaculiza  o complica.

Ya sea por lograr una satisfacción inmediata, por ocuparse de lo urgente, por temor a lo que pueda pasar o se pueda provocar o por no perder tiempo o dinero, se suele postergar o abandonar el abordaje de situaciones, problemas o temas.

Se acallan conversaciones, se dilatan decisiones, se hace como si no se viera lo que ocurre, se corre más rápido para que no nos alcance.

En este proceso de evitación, como también dice Leo Piccioli, puede perderse lo que daría valor, determinaría aprendizajes, desafiaría a desarrollar competencias o provocaría cambios necesarios.

Así, por no supervisar, dar feedback y evaluar se sostienen procesos e interacciones inefectivos. 

Al prometer y no cumplir se fractura la confianza y se toman caminos divergentes.

Cuando no se miden resultados y se advierten las inconsistencias, se generan tropezones y caídas agudas.

Si no se da lugar a las críticas, los reclamos y las quejas, se dificulta el reconocer errores.

Al imponer sin escuchar se pierde la posibilidad de que el otro aparezca como aporte.

Lo que se oculta, no se mira, no se reconoce , se evita sentir y  no se habla de ello, es, justamente, lo que provocaría la diferencia. 

Abriría oportunidades de cambio y mejora en cada uno, en los grupos y equipos, en las organizaciones.

¡Hasta la próxima!

Andrea 

 

“Si sientes que lo que puedes hacer por el mundo es sólo una gota en un balde, junta esa gota con las de otros y pronto tendrán una cucharita de té. ¿Alguien ha tenido una cucharita de aceite de orégano en el momento justo?. Tu gota importa.Especialmente cuando se une a las de otros.” Frase de Andrea J. Lee, (@andreajlee), autora, Coach, conferencista y fundadora de ‘Thought Partners International’, Canada.

ILLUSTRATION: Bucket

Siempre oportuna, esta frase de  Andrea J. Lee, (@andreajlee), autora, coach, conferencista y fundadora de ‘Thought Partners International’, Canadá, nos llama a dejar de creer que lo que podemos hacer es poco y a coordinar con otros los aportes,  que así serán mayores y de mejor impacto.

Mucha gente comprometida, capaz y creativa se queda sin realizar lo que sueña al pensar que su esfuerzo no será suficiente, que lo que tiene para dar no satisfará o no influirá en solucionar una gran necesidad. 

Otros sostienen que se necesita sentar bases poderosas para iniciar cambios, y que sus posibilidades, su disponibilidad de tiempo o sus recursos son mínimos para hacerlo. 

Si utilizamos la estrategia de la ‘cucharita del aceite de orégano’ que propone Andrea J. Lee,  lo poco que se tenga para hacer, unido a otro poco de otro, en el momento oportuno,  comenzará a hacer de manera importante.

Para eso es preciso, comunicar lo que se sueña, se desea, se busca o se piensa hacer, estar abierto a escuchar lo que otros hacen, y estar dispuesto a coordinar con otros en pos de un objetivo.

También animarse a proponer, a pedir, a exponerse de manera de ser visto por otros que están haciendo lo mismo o algo parecido.

Confiar en que de a gotas se llena el balde y no juzgar a la propia gota sino aceptarla como es, y  ofrecerla  con generosidad.

Tejer redes, alentar encuentros, favorecer crecimientos, poner viento en alas pequeñas.

Y cambiar el mundo de a cucharaditas.

¡Hasta la próxima!

Andrea

¿Sería mucho más productivo introducir nuevas voces, nuevas perspectivas y nuevas conexiones en el entorno externo que deviene de una diversidad de pensamiento?. Frase de Karen McLoughlin , @KazMac21, Directora Financiera de Cognizant, en el documento ” Making Room, Reflections on Diversity & Inclusion in the Future of Work”.

seria.png

Responder que sí sería  mucho más productivo introducir nuevas voces, nuevas perspectivas y nuevas conexiones en el entorno externo que deviene de una diversidad de pensamiento, a la  frase que Karen McLoughlin ,@KazMac21, Directora Financiera de Cognizant, incluyó en el documento ” Making Room Reflections on Diversity & Inclusion in the Future of Work”, requiere comprometerse con esa posibilidad , trabajar en el propio ser oferta y construir espacios con otros, en los que hacer escuchar la multiplicidad de decires.

Ante este mundo actual,  volátil, incierto, complejo y ambiguo,  puede caerse en la tentación de abrazarse a las propias certezas, levantar compartimentos estancos en los que refugiarse y dejar afuera a todo lo que desde sus diferencias impactan.

Claro que esto implica al mismo tiempo, sin importar los recursos con los que se cuenta, quedarse afuera.

En cambio, la propuesta de Karen McLoughlin, es aparecer, protagonizar y correr los riesgos necesarios de mostrar lo que se piensa, hablar en voz alta y ponerle el cuerpo a proyectos que enamoran.

Darse la mano con los parecidos y los diferentes, encontrar zonas de acuerdo mas arriba de todos los niveles de desacuerdo, complementarse desde el ganar- ganar y el ceder -ceder y trabajar desde el asombro y el descubrimiento.

Así, los entornos externos que devienen de la diversidad, los procesos agiles y las tecnologías asistivas, serán espacios de desarrollo y crecimiento, encuentro y construcción, 

También de disfrute, significatividad y relaciones enriquecedoras.

Asi  como de conectividad real.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“¿Quieres tener razón o quieres estar en una relación? Porque no siempre puedes tener los dos. No puedes acurrucarte y relajarte con “tener razón” después de un largo día “. Frase de Harville Hendrix , educador y terapeuta autor de libros sobre relaciones y creador, con su esposa Helen LaKelly Hunt, de la ong Imago Relationship .

tenerrazon.png

 

Decidir si uno quiere tener la única razón o conservar la relación,  como propone Harville Hendrix, creador junto a su esposa Helen LaKelly Hunt, de la ong Imago Relationship,    es clave para armar otro tipo de conversaciones, que habiliten encuentros aun cuando no se esté de acuerdo.

Tener razón no habilita imponerla contra viento y marea, o dejar de escuchar , o no validar que otros puedan tener  otras razones. 

Encerrarse en las propias razones levanta paredes y corta puentes de acceso a los otros, a sus sentimientos y pensamientos.

Cuando se suelta el querer arrasar o imponer , se abren posibilidades a la escucha, la comprensión, la aceptación, competencias claves a la hora de coordinar acciones aun cuando se piense, sienta y hasta haga distinto.

Sostener relaciones suele ser mas vital que tener la razón, y al reconocer eso aparecen otras formas de intercambio, construcciones conjuntas y posibilidades ciertas de ceder al mismo tiempo que se gana.

Solo se necesita poner a un lado lo que se considera certeza , abrir preguntas,  dar a los demás espacio para aparecer, y dejar que su aporte impacte.

Lo demás será trabajo compartido.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

 

“Ver las cosas en semilla, eso es ser genio”. Frase de Lao Tzu, personalidad china cuya existencia histórica se debate y considerado uno de los filósofos más relevantes de la civilización china, compartida por BrainyQuote.

laotzu1-2x

Ver las cosas en semilla, como plantea esta frase atribuida a Lao Tzu y compartida por BrainyQuote, es descubrir posibilidades, poder involucrarse oportunamente y acompañar los procesos desde su inicio.

Claro que para eso es necesario ser curioso, estar alerta y abierto a investigar e indagar y aceptar tiempos y desarrollos.

También elegir no censurar, ni juzgar o etiquetar y dar espacio a que lo que está en germen para que comience a aparecer tal y como es.

Proyectos, construcciones conjuntas, conversaciones, negocios y muchos otros eventos comienzan desde una semilla a la que hay que dar oportunidad.

Las semillas ayudan a generar, a construir, a establecer, a desarrollar, aun cuando solo queden en ese estado y no lleguen a crecer.

Descubrirlas así, desde su poder generador, es regalarles su identidad mas enriquecedora.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Ninguna buena historia termina cuando el héroe o la heroína gana la guerra o mata al dragón. Termina cuando el protagonista regresa a la comunidad de donde vino a compartir la recompensa de lo que ha ganado.” Frase de Elatia Abate, (@elaabate), emprendedora, experta en capital humano y líder de pensamiento en el tema del futuro del trabajo. la imagen pertenece al cuadro “Camino al pueblo” de Mario Giacoya , (@mgiacoya8), pintor uruguayo.

ningunabuenahistoria

La frase de Elatia Abate, @elaabate,  y  Camino al pueblo , cuadro de Mario Giacoya mgiacoya8, resumen  la poderosa fuerza del contribuir.

Devolver lo que se ha ganado, aprendido, logrado, descubierto, atesorado,  resuelto, es la manera de cerrar un círculo virtuoso con el lugar y la situación desde la que se salió.

No tiene que ser igual, ni del mismo modo, ni a quien nos lo dió, ni de donde vino, lo que importa es dar en retribución, generando una cadena de entrega y apertura de posibilidades.

Implica la aceptación y la celebración de lo construido, la resignificación de lo vivido y el crecimiento de la gratitud.

Asegura la sustentabilidad, el desarrollo y el mejoramiento.

Es clave en la generación de redes, en el sostén de emprendimientos y en el aprendizaje.

Nos hace grandes sin importar el tamaño que tengamos.

¡Hasta la próxima!

Andrea