“Todo es fugaz: cada encuentro, este sueño y la fortuna”. Haiku de Maria Rosa Serdio González, escritora española, poeta y promotora de la lectura y la cultura, quien lo publicó en Facebook con la imagen preciosa de un inmóvil gato en ‘pas de deux’ con mariposa.

todoesfugaz

Esta fugacidad que tan bellamente retrata Maria Rosa Serdio Gonzálezen su  haiku, está presente en la vida actual aun si nos quedáramos tan quietos como el gato y la mariposa de la imagen.

No importan los esfuerzos por controlar, asegurar, definir certezas, la incertidumbre y la volatilidad no se presentan como olas sino como un océano en el que estamos invitados a nadar.

Para ello es mejor estar livianos que arrastrando resentimientos , ágiles para abordar cambios cuando sean necesarios o elegidos y dispuestos a crecer con cada brazada que demos.

Declararnos aprendices sin dejar de reconocer lo construido, gestionar los estados de ánimo para que ayuden en lugar de entorpecer y abrir los ojos y la escucha para dejar que lo que aparezca asombre.

Cultivar si, la serenidad del gato y la levedad de la mariposa, no temer tragar agua o equivocarse y seguir adelante hasta encontrar la red que nos haga no solo ser mas sino estar bien acompañados.

Y estirar la mano , ayudar , contener, comprender y construir.

Todos somos nadadores.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

“Anima el día. Equilibrio y sentido, el mejor traje.” Haiku de María Rosa Serdio, autora, docente y promotora de lectura y de cultura asturiana.

equilibrioysentido

Con la misma elegancia que muestra en todos sus haikus, Maria Rosa Serdio trae un verdadero tratado de bienestar acompañado de una imagen deliciosa.

La primera propuesta  es “animar el dia” .

Esto es darle color, encontrarle brillo, descubrir sus posibilidades, enfocarlo desde el entusiasmo, el asombro y el optimismo.

Para eso nada mejor que conectarse con la abundancia que provee y no con lo que falta, elegir caminar por el sol , soltar o resignificar lo que no se puede cambiar y aprovechar lo que presenta.

Sigue, el haiku, con “Equilibrio”, 

Es que si se sostiene el equilibrio, se gestionan las emociones,  se responde en lugar de reaccionar, se manejan tiempos y tareas armónicamente, y se coordinan acciones con los demás, se avanza mas lejos y con mayor estabilidad.

El traje se completa con dar “Sentido”.

Y encontrar significado a lo que se hace, comprender y validar las decisiones, construir argumentos congruentes, reconocer lo que se vive , hará que se disfrute el camino además del logro, se  aprenda de las experiencias, y se cimenten la autoobservación y la propia estima.

Profundo y claro como el agua, este haiku  tiene la simpatía de las mariquitas o vaquitas de San Antonio, la transparencia de las gotas de rocío, la magia de las sombrillas verdes y la capacidad de comunicación de Maria Rosa Serdio.

Lo nuestro es saber aprovechar su señalamiento.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Ayudar nos da el lado soleado del control”, frase de Anne Lamott, @ANNELAMOTT, escritora y novelista estadounidense, en su charla TED ’12 verdades que he aprendido de la vida y el vivir’.

elladosoleado

Aunque pueda generar controversia, esta frase de Anne Lamott, @ANNELAMOTT, escritora y novelista estadounidense, en su charla TED ’12 verdades que he aprendido de la vida y el vivir’, nos desafía  a soltar el control y relacionarnos desde la colaboración.

Aunque el intento de controlar este basado en el mejor amor, el cuidado,  y más si opera desde el miedo, el deseo de poder, la inseguridad u otros intereses, siempre puede transmutarse en otra forma de relacionarse, desde el reconocimiento y  la validación .

Así, en lugar de decir lo que hay que hacer, es posible preguntar qué necesita el otro, y sin empujar , se puede acompañar, ofrecer el brazo, o simplemente caminar al lado.

Si no se intenta generar dependencia ni atar a los demás, es factible proponer y aceptar la elección por si o por no que hace el interlocutor; aprender a enrolar sin imponer y construir acuerdos que no usurpen la decisión de cada uno.

Cuidar sin hacer sentir desvalido al auxiliado, intercambiar opiniones sin buscar pintar al otro del mismo color que usamos, y ayudar a ser autónomos e independientes a aquellos con los que nos relacionamos.

Retroalimentar sin destruir, corregir sin descalificar  lo hecho, crear compartiendo créditos y aplausos.

Si, esto que se propone es , también,  soltar el control, o mejor dicho, transformarlo en lo que lo motiva.

Hacer del amor, el cuidado, el miedo, la inseguridad y el deseo de poder,  conversaciones genuinas y congruentes e invitaciones directas y honestas.

Y, con las cartas sobre la mesa, invitar a jugar a los otros de igual a igual, para ganar ganar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“Constatación: Te volverá a pinchar. Así es la rosa.” Haiku de Maria Rosa Serdio, poeta española, autora, promotora de lectura y cultura, generadora de lectores quien lo compartió junto con la imagen en Facebook.

tevolveraapinchar.png

Como píldora de sabiduría, María Rosa Serdio nos regala en este haiku que compartió en Facebook la posibilidad de aceptar a la rosa y a todos los demás como son.

Con sus capacidades de lastimar al mismo tiempo que  su belleza, carisma, elegancia o lo que los haga ser quienes están siendo.

Con la posibilidad de elegir  que pensar, que decir, que hacer y qué sentir, como nosotros también la tenemos.

En la medida en que constatamos como dice Maria Rosa, que volverán a hacer lo que hacen, los liberamos de querer cambiarlos, y nos liberamos de querer hacer lo imposible (leáse manipular, rogar, disfrazarse, venderse, comprarlos y todo lo que se les pueda ocurrir) con la intención de que hagan lo que queremos que hagan.

Los otros son como son, y si los aceptamos, podremos elegir que hacer con ellos o sin ellos, involucrarnos en relaciones genuinas, comunicaciones congruentes y vínculos enriquecedores.

Claro que para aceptarlos hay que decidir también ser uno mismo y comenzar a elegir que pensar, decir, hacer qué sentir.

Así, las rosas y todos los demás, floreceremos , sin condiciones.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“No podrá el hielo. El corazón es leña. Avivo el fuego.” Haiku de María Rosa Serdio, poeta, docente, promotora de cultura y autora asturiana, quien lo compartió en Facebook con la imagen.

avivo

Este bello haiku de Maria Rosa Serdio González nos trae la propuesta de ponerle corazón, pasión, fuego a todos los hielos que se nos presentan en el camino.

Ya sea  la frialdad de un clima laboral, la lejanía de una relación familiar, la transición yerma de un proyecto que no sale, reconocer y expresar  la emoción o el estado de ánimo que se experimenta no solo habilitará derretir el hielo, sino sentir congruentemente.

En la medida en que se pone el corazón , se valida el propio involucramiento y se encuentra la forma de comunicar necesidades,  expresar inquietudes, compartir preocupaciones y generar , de esta forma, encuentros genuinos con los demás.

Es en este aparecer validante que se construyen encuentros, se encuentran puentes, se descubren posibilidades.

Avivar los fuegos no implica quemar todo, sino generar la luz y el calor para que todos nos sintamos con la comodidad suficiente como para entablar conversaciones.

Al ofrecer lo que se siente, como plantea Maria Rosa Serdio,  el tenor de las conversaciones se vuelve empático, las distancias y los temores  se disuelven en aproximaciones, y los resultados se tejen entre todos.

Que es como resultan mejor.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“El juego siempre está acompañado de un SÍ profundo e interno, de un esto es justo lo que quiero hacer en este momento” Heather Shumaker, oradora y escritora estadounidense especialista en temas de la primera infancia .

juego

Así como dice Heather Shumaker del juego, es posible hablar de la vocación, de las elecciones vitales , de  aquello que se acepta hacer con convicción.

Escuchar a ese “sí profundo e interno” implica reconocer   la propia elección y validar lo que hay que hacer para honrarla.

Es dejar de lado los juicios ajenos en contra y las propias explicaciones tranquilizantes para abrazar con pasión lo que inspira.

Requiere convicción y también coherencia, hacerle caso a lo que se quiere y hacer lo que haga falta para transformarlo en una realidad sostenible y provechosa.

Es capitalizar ese “esto es justo lo que quiero hacer en este momento” de Shumaker y darle alas a la aceptación y el disfrute.

Así, haceres obligados, deberes, tareas rutinarias, los “hacerse cargo injustos”, se transformarán con el juego de elegir por una razón mayor, por una elección validante del estar siendo, por el compromiso con uno mismo.

Y se volverán livianos, posibles, jugables.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“El más feliz de todos los disfraces es la verdad”. Haiku de Maria Rosa Serdio, poeta, autora, docente y generosa promotora y divulgadora de lectura y cultura.

elmasfelizdetodoslosdisfraces

Maria Rosa Serdio González destila en preciosos haikus como este una completa filosofía de vida. En tanto vistamos , mostremos, elijamos usar , para seguir con la idea del disfraz, la verdad, seremos mas felices, auténticos y naturales.

Elegir trajes ajenos, diferentes al propio estar siendo, requiere un gasto de energía y acomodamiento que hace que se pierdan valores, elecciones genuinas y modos propios en aras de parecer otra cosa.

Cuanto más alejado está el disfraz a la autenticidad y actualidad personales, mayor será el esfuerzo de armar una estructura que lo sostenga, de darle sustentabilidad y de conservarlo estable.

Con los disfraces se suele buscar ocultar y al mismo tiempo aparecer de otro modo, mostrarse en carnavales de admiración, jugar con la percepción de los demás.

Están bien para momentos de  juego y diversión.

Sin embargo, en la cotidianeidad de los haceres familiares, profesionales, organizacionales, como dice Maria Rosa Serdio, lo más feliz es ir con la verdad.

Para ello es relevante trabajar para poder aparecer autenticamente, hacer conscientes las propias necesidades y elecciones, sostener los argumentos desde los propios valores , capitalizar los recursos que se pueden ofrecer, comunicarse congruentemente y disfrutar el estar siendo. 

Y así no necesitar disfraz.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Nunca es demasiado tarde para encontrar el camino”. Frase de la película estadounidense ‘The Way’ (El Camino) rodada en España en 2009 y estrenada en Estados Unidos en septiembre de 2010. Se trata de una colaboración de Martin Sheen y de su hijo en la vida real, Emilio Estévez, en honor al Camino de Santiago.​​

elcamino

Reconocer que nunca es demasiado tarde para encontrar un camino, como señala la frase de la película ‘The Way’ (El Camino)  de 2010, protagonizada por Martin Sheen y dirigida por Emilio Estévez, en homenaje al Camino de Santiago, es abrir posibilidades en cada circunstancia de la vida. ​​

Aún en aquellas situaciones que parecen no tener salida, en la medida en que se suelte la sensación de no poder hacer, se busquen objetivos y se trabaje para lograr lo posible, se estará construyendo una senda para salir de donde uno creía estar detenido.

Comprender que encontrar un camino no implica solucionar todo ni conocer a dónde se va , que requiere flexibilidad, apertura y disponibilidad,   pero fundamentalmente cambiar la percepción de la circunstancia, dará lugar a generar pedidos, tomar decisiones diferentes, resignificar y elegir hacer  a partir del conocimiento logrado y los recursos a la mano.

Es cierto que a todos nos facilita andar por los caminos probados y seguros como el Camino de Santiago, y transitarlos también nos planteará desafíos y aprendizajes.

Sin embargo, serán los caminos nuevos los que nos lleven a espacios de descubrimiento diferentes.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“La vida, atenta, envía las señales que necesitas.” Haiku de Maria Rosa Serdio González, ‘Docente. Escritora a ratos. Algunas otras cosas dependiendo del tiempo y del espacio’ como ella misma se presenta en su perfil de Facebook.

señales

Como dice en este bello Haiku Maria Rosa Serdio González, la vida envía señales, y percibirlas ayuda a elegir, tomar decisiones, y hacernos cargo.

Darse cuenta, anoticiarse, leer la realidad, sirven de sinónimo para descubrir una práctica que no se reserva a los más perspicaces sino que es aprendible.

Implica observar, validar el observador que se está siendo, escuchar e indagar para tratar de comprender signos y significados que las circcunstancias que se viven o las personas con las que se interactúa , presentan.

También decidir protagonizar el momento y no quedar a merced de lo que está pasando.

Abrir preguntas antes que definir explicaciones. 

¿Qué representa esta situación para mí? ¿Qué me hace sentir? ¿Qué posibilidades me abre?

¿Qué me estás diciendo? ¿Podés explicarme qué es lo que buscás al comentarme eso? ¿Qué necesitas de mi?

¿Qué puedo aprender de lo que estoy viviendo? ¿Qué me muestra de mi mismo? ¿Qué opciones están a mi disposición?

Dejar que las señales nos animen, como también me ha dicho Maria Rosa Serdio González ,  nos inviten , nos ayuden a encontrar nuevos caminos o a darle una nueva mirada a los ya recorridos y nos habiliten a tomar decisiones actuales.

Allí están. Sólo hace falta descubrirlas.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“A paso lento abriendo nuevas rutas por viejas sendas”. Haiku de Maria Rosa Serdio González, poeta , docente, promotora asturiana de la lectura y la cultura, compartido por la autora con la imagen en Facebook.

viejassendas

Con otro de sus mágicos haikus,  Maria Rosa Serdio González  nos invita a transformar hábitos, rutinas y haceres cotidianos lenta pero creativa y sostenidamente.

Reconocer viejas sendas implica revisar cómo y de qué manera se realiza, en qué situaciones se reacciona, qué estados de ánimo acompañan el estar siendo, y comprender que los resultados tienen que ver con las decisiones y el compromiso puesto en las acciones.

Abrir nuevas rutas es elegir hacer distinto, arriesgarse a tomar nuevos rumbos, pararse en la baldosa del protagonismo, soltar los amarres de la costumbre y navegar con los vientos actuales.

Claro que los pasos serán cortos y la incertidumbre sombreará el andar, los aprendizajes requerirán ponerse en duda, y habrá que capitalizar lo que ya se considera propio para apropiarse de nuevas posibilidades.

Volverse una y otra vez aprendiz, usar  nuevos colores para cuadros ya pintados, generar preguntas diferentes para las respuestas que ya conocemos, generará tensión , invitará a volverse a la cancha conocida.

También asegurará encontrar nuevos disfrutes, compartir otros espacios, reencontrarse en el propio caminar y actualizar la libertad de elegir.

¡Hasta la próxima!

Andrea