“Si actúas como si supieras lo que estás haciendo, puedes hacer lo que quieras”Frase atribuida a Frida Kahlo, pintora y poetisa mexicana (1907-1954) compartida en Twitter por @neopublicistas

siactuascomosi

En esta frase que se le atribuye y que fuera compartida en Twitter por @neopublicistas, Frida Kahlo habla de la manera de derribar obstáculos de aprendizaje e inhibiciones de hacer .

Cuando se quiere tener todo claro todo el tiempo, se espera a conseguir el conocimiento total, se pone foco en lo que aún no se domina, cuesta hacer y por tanto lograr.

Al comparar los distintos recorridos y sentir que no se alcanza, esperando a tener la experiencia antes de vivirla,  al frustrar desde el juicio todos los comienzos sutiles, se afianza profunda la zona de inhabilitación y se apagan las ganas.

Sin embargo, si se apuesta a probar, se camina desde el andar, se pide ayuda , se construyen sociedades enriquecedoras, se hace desde lo que se sabe, se inicia un circulo virtuoso de aprendizaje y realización.

Para lograrlo es necesario abrirse a aprender, pero fundamentalmente desarmar las propias jaulitas que se estructuran desde las inseguridades, las creencias rígidas,  el no probar, el temor a equivocarse o perder.

Desaprender a no hacer hasta que se sepa, para aprender a hacer sin necesidad de saber todo.

Y entonces sí, hacer lo que se quiere hacer.

¡Hasta la próxima!

Andrea

¿Qué es imposible cuando nosotros mismos dictamos las reglas de lo posible? Frase de la película Avatar, producción de ciencia ficción estadounidense de 2009.

queesimposiblecuando

Poner en duda, como propone esta frase de la película Avatar, qué es imposible, desde la posibilidad cierta de determinar qué es posible que tenemos todos, es celebrar el protagonismo, la capacidad de elección, la habilidad de tomar decisiones  y eltrabajar desde la libertad de opciones. 

Definir la imposibilidad de algo antes de considerar las oportunidades de hacer que se tienen, es cerrar caminos, obturar la creatividad y hundir los pies en las arenas movedizas de la comodidad.

Mínima, completa o parcial,  la posibilidad late en cada pregunta, en las conversaciones que se pueden abrir, en los pedidos a plantear. Hecha raices en el accionar intencional, se desarrolla desde el planteo de ideas y se construye en encuentros de acuerdo.

Para validarla, realizarla y aprovecharla se necesita actitud emprendedora, poder dejar las creencias limitantes a un lado, confiar en que es uno mismo quien elige hacer lo posible, y hacer sin temor a equivocarse.

Habituarse  a crear las reglas de lo posible es pararse en el protagonismo, fortalecer la propia capacidad de decisión , alentar la motivación personal.

Hacer lo posible es hacerlo posible.

¡Honrar esta posibilidad es desafiar lo imposible!

¡Hasta la próxima!

Andrea

“No todos los que vagan estan perdidos”. Frase de “El Hobbit” de J.R.R. Tolkien (1892-1973) – escritor, poeta, filólogo, lingüista y profesor universitario británico-, compartida por UPSOCL en Pinterest.

Libros-6

Cada quien a su manera es lo lógico, aunque resulta difícil de aceptar.

Solemos pedir a  los otros y a nosotros mismos  seguridad, caminos directos, certezas y objetivos claros.

Sin embargo, y como  J.R.R. Tolkien plantea en su deliciosa novela EL Hobbit de acuerdo con esta frase compartida en Pinterest por UPSOCL,  muchos recorren otras sendas antes de encontrar su camino , construyen su seguridad desde la prueba y error  y disfrutan la incertidumbre como modo de logro.

Dejar que se muevan diferente, que vaguen cuando nos parece que deberían asentarse, que callen lo que suponemos deberían decir, que sientan lo que sientan, es desapegarse a dirigir la vida a los demás, validar y respetar a a cada quien con su propio estar siendo, y liberar la propia energía y atención para dedicarnos a cosas más genuinas.

Y asi como no todos los que vagan esta perdidos, tampoco los eligen lo que quieren se enferman, ni los que no tienen preocupación por el dinero fracasan.

Aprender a dejar a los demás librados a si mismos, ayudarlos  en el caso que pidan ayuda, no manipular, empujar , ni chantajear a nadie para que haga lo que queremos, ni juzgarlos porque hacen lo que quieren, es altamente liberador. 

Y en la medida que dejamos a los demas ser ellos mismos, podemos empezar a preocuparnos por nosotros mismos.

Y eso también es altamente liberador.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

“Llega la paz en el instante leve de la palabra”. Haiku de María Rosa Serdio, poeta, promotora de cultura y autora langreana.

llegalapaz

Anclar, como hace María Rosa Serdio en este haiku, la paz con la palabra, es celebrar la posibilidad de las conversaciones, de la expresión, del aclarar y del poner por escrito, todas estrategias comunicacionales de gran logro y seguridad de resultados.

Aun cuando se crea que el no decir, la distancia, el dejar que pase el tiempo, puedan solucionar las cosas, es el instalar conversaciones posibilitantes,  de apertura de negociaciones,  de puesta en claro, de acuerdo, de coordinación de acciones y de cierre, el que facilitará el conseguir lo que se busca.

También trabajar para poner en palabras claras los propios pensamientos , emociones, sentimientos y reacciones será expresarlos adecuada y oportunamente, dar a los demás la posibilidad cierta de conocerlos y catalizar su existencia como combustible del propio estar siendo.

Escribir lo que se planifica, lo que se sueña, lo que hay que compartir, lo que hay que entregar para que otros sigan,  es crear hechos , fortalecer comunicaciones, asegurar que pueda ser que todos vean lo mismo.

Las palabras ayudan  a hacer y crear lo que se elige.

Sus instantes leves crean el mundo en que vivimos.

Que sean las que tienen que ser, depende de quien las dice.

Depende de nosotros.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Siempre puedes editar una mala página pero no una página en blanco”. Frase de Jodi Picoult, escritora estadounidense, consejera de VIDA: Women in Literary Arts.

editarpágina

Jodi Picoult señala con esta frase  que se puede evaluar, corregir , resignificar, editar lo que se está haciendo y no lo que no se hace.

Aunque parezca una obviedad, muchas veces sacamos el evaluador crítico antes de tiempo, cuando aun las cosas se están pensando, y obturamos posibilidades de inicio y por supuesto de logro.

Suponer,  ser el abogado del diablo, pararse en la vereda de enfrente, pueden ser estrategias habilitantes cuando son oportunas y se basan en datos ciertos y situaciones observables.

Cuando hay un texto a corregir, una experiencia vivida, un hecho a considerar, la evaluación cobra importancia clave, facilita la revisión para reciclar lo necesario y se instala como una buena práctica.

Ante la página en blanco, como dice esta asesora de VIDA: Women in Literary Arts, se vuelve inhibidora, levanta temores y resistencias y hace arduo conservar el entusiasmo.

Evaluar antes de tiempo no sólo es dificultoso sino frustrante.

Planificar desde los recursos que se tienen, hacer en la medida que se puede y no desde el ideal y evaluar una vez que se está andando, es saludable, posibilitante y disfrutable.

Hacer, entonces , se vuelve ineludible para evaluar adecuadamente.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“Sobre cada niño se debería poner un cartel que dijera: Tratar con cuidado.Contiene sueños.” Frase de Mirko Badiale, filósofo y escritor de aforismos italiano, autor de ‘Tagliando Corto’.

contienesueños

“Tratar con cuidado. Contiene sueños”, ese cartel que propone Mirko Badiale, aforista autor de “Tagliando corto”, debería ponerse sobre cada persona y no solo en los niños.

Y lo que si tenemos que aprender de los niños es a estar en contacto con esos sueños, a experimentarlos naturalmente y comunicarlos sin problemas o temores.

Aun imprecisos , sutiles y muy íntimos, los sueños son expresión de la propia capacidad de sentir, pensar y crear, tienen gran poder motivador,  y son base de proyectos e ideas realizables.

Considerarlos vagos, guardarlos por improcedentes, negarlos porque ya no nos corresponden, suponerlos ilusiones sin valor real, sera obstaculizar el logro de objetivos, apagar la llama creativa personal  e inhabilitar la propia realización.

Validarlos e involucrarse en comunicarlos de manera clara y directa, bajarlos a tierra a través de una planificación consciente y  desarrollarlos mediante acciones intencionales y  consistentes será darles el lugar y el poder que les corresponde.

Respetar y abrirse a percibir los sueños de los demás implica descubrir maneras de encuentro, posibilidades de construcción conjunta  y modalidades genuinas de ayuda.

Soñar nos hace hacedores.

Darles  a los sueños su fortaleza pionera, será descubrir el camino que iluminan, las acciones que proponen, las posibilidades que abren.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“Hay quien se va. El que se queda recuerda el viejo rito y en un acto de magia golpea mano con mano”. Fragmento de un poema de Mariana Finochietto, poetay autora argentina, quien lo compartió en Facebook junto con la imagen.

manoconmano.jpg

Mariana Finochietto, maga de la expresión poética de la cotidianeidad, trae en este fragmento de su poema la invitación a celebrar los rituales necesarios para ingresar al modo sugerido y quedarse para hacer,  abrir posibilidades y lograr resultados.

Solemos acercarnos a espacios sin tiempo para involucrarnos, apresurados por dejar la impronta, persiguiendo un objetivo que no compartimos, confiados en que sabemos más, podemos decir qué hacer o seremos los salvadores del momento.

Corremos el peligro de colonizar, de ser rechazados en el afán y necesariedad de supervivencia de los colonizados, de borronear o dificultar la tarea que se hace, de ser malinterpretados y de malinterpretar.

También nos acercamos con la intención de no hacer olas, de que no se den cuenta, de ver qué pasa y después…, dejándonos llevar por la marea de moda, como por casualidad, sin mostrar las cartas.

Y así podemos de quedar demasiado afuera, sin hacer mucho mal pero sin hacer bien, sofocando las propias ganas, creatividad o compromiso e inhibiendo a los otros de aprovecharlas, disfrutar o construir conjuntamente en interacción. 

En ambos casos perdemos posibilidades de  escucha, de validación y respeto por los modos, de planteo claro de lo que se viene a buscar para encontrar una bienvenida acorde, de invitar a jugar a los demás.

Golpear las manos es hacer conocer que uno llega y que quiere entrar. 

Implica reconocerse en la fidelidad a uno mismo, dejar clara la intención, y presentarse para que los demás definan si se pasa o no.

Sirve para una casa, un grupo, una empresa, una asociación y para toda relación.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 290 seguidores