“Para trabajar juntos es suficiente con centrarnos en lo que nos une.” Frase de Anna Forés, @Aforesm, pedagoga y escritora española.

essuficiente

¡Cuántas oportunidades de encuentro se generan si, como dice Anna Forés@Aforesm nos concentramos en lo que nos une!

Es que lo que nos une esta más arriba o más abajo, como les guste, de lo que nos diferencia, de aquello a lo que nos aferramos como única razón, de lo que nos da la seguridad de ser distintos, de lo que nos permite mantener distancias.

Buscar eso, es abrir la escucha y la percepción para dejar entrar lo que les interesa, apasiona, gusta a otros.

También es dejar de fijarse en lo que irrita, incomoda, no place o se envidia, admira o desea, para avanzar en la búsqueda de lo que arrima.

Y es fijar usar buenos ojos para descubrir  esos tesoros de similitud  que los demás nos regalan si dejamos de querer hacerlos a nuestra imagen y semejanza y comenzamos a disfrutarlos como son.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios

“Hay que amasar el pan todas las semanas, de todos los meses, de todos los años, sin pensar que habrá que amasar el pan todas las semanas de todos los meses de todos los años: Hay que amasar el pan como si fuera la primera vez”. Frase de la columna “Escribir” de Leila Guerreiro, @leilaguerriero2, periodista y escritora argentina, para El País, que me regalara Maite Elizondo, directora de TECO Consultora.

amasar

Considerar cada situación, hacer, encuentro, posibilidad, como si fuera la primera vez, así como dice Leila Guerriero en esta bella columna para el Diario El País que me regaló Maite Elizondo, socia en TECO Consultora, es darle la oportunidad al asombro, la motivación, el buen hacer y el disfrute.

Es que si pensamos en todos los días, de todos los meses, de todos los años en que hacemos aquellas cosas , como dice Leila Guerriero, caemos en el peligro de perder contacto con lo que nos lleva a hacer lo que hacemos, con el placer de lo que se elige,  la alegría del estreno,  el vértigo de lo desconocido y la posibilidad cierta de ser aprendices.

Tomar la vida como si todo fuera la primera vez es un ejercicio interesante y creador de mejores actitudes.

Habilita construir  diferentes conversaciones, diseñar nuevas acciones, recomenzar desde otras perspectivas, permitirse no saber, generar otras respuestas.

También vestirse para la ocasión, pedir ayuda, declarar nuevas reglas, modificar tiempos y crear contextos.

Siempre, como si fuera la primera vez.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

“La mayor pérdida de tiempo es hacer bien algo que no necesitás hacer en absoluto”. Frase de Gretchen Rubin, autora, blogger y conferencista norteamericana, compartida por Eduardo Kastika, uno de los referentes más importantes en creatividad e innovación empresaria , en Twitter.

perdidadetiempo

Aplicar todas las competencias, habilidades y recursos a hacer lo que no necesitas en absoluto, es, como dice Gretchen Rubin en esta frase compartida en Twitter por Eduardo Kastika, una gran pérdida de tiempo y también señal de no estar jerarquizando, eligiendo y decidiendo en qué aplicar los esfuerzos. 

Concentrarse en aquello que no es necesario es perder la posibilidad de abordar lo importante, lo que hace la diferencia, lo que aporta.

Esto no implica dejar el ocio , evitar los entretenimientos, o no disfrutar las conversaciones e interacciones placenteras en los espacios laborales.

Requiere distinguir entre lo propio y lo ajeno, planificar objetivos con la mezcla de realidad y posibilidad que los haga factibles, encuadrar las conversaciones de acción y accionar sobre los puntos de inflexión.

Armar el hacer cotidiano modularmente,  alternando lo ineludible con aquello que  nos hace estar siendo quienes buscamos ser, los espacios de creatividad que nos llevarán mas allá y las construcciones  que aseguran el resultado necesario.

Qué es lo necesario variará según las circunstancias, pero se revelará seguro si se hacen las preguntas adecuadas, se escuchan las respuestas que emocionan y convocan, se renueva el compromiso con uno mismo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“La consecuencia de una única historia es esta: Roba la dignidad de las personas”. Frase de Chimamanda Ngosi Adichie, escritora, novelista y dramaturga feminista nigeriana, en una de sus conferencias TED.

Adichie

Chimamanda Ngosi Adichie nos invita con esta frase de una de sus conferencias TED a no escuchar, ni percibir, ni contar, una de las solas historias de personas, pueblos, situaciones.

Es la tentación de la simplicidad y la comodidad, pero también es la ceguera de no reconocer la riqueza de historias que todo tiene, y capitalizar la mirada en 360° que eso da.

Es cierto, como dice Chimamanda Ngosi Adichie, que con eso se roba la esencia múltiple, la realidad entretejida, la miríada de complejidades, la abundancia de líneas, la profundidad y la fertilidad de la abundancia.

Y también se lo pierde.

En la medida en que se  elige una sola historia, se deja todo lo demás.

Celebremos la exuberancia y aprendamos a interactuar respetuosamente con las posibilidades que nos abre.

Para eso, se necesita soltar el querer tener la única razón, aprender a observar sin juzgar y decidir preguntar antes que definir.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Si la gente pudiera ver que el cambio se produce como resultado de millones de pequeñas acciones que parecen totalmente insignificantes, no dudaría en realizar esos pequeños actos”. Frase de Howard Zinn, (1922-2010) historiador social estadounidense, compartida en Instagram por Vocespositivas.

pequeños actos

Cada pequeña acción cuenta, dice Howard Zinn, con esta frase compartida en Instagram por Vocespositivas,   e invita a no considerar el impacto sino el mínimo avance.

Cada uno puede realizar lo que puede, y si se suma a lo que otros hacen con la misma intención, entonces el movimiento será mayor y efectivo.

Si se hace lo que se percibe que ayuda, se sostiene una idea con la que uno se identifica, se actúa distinto con convicción, aun cuando lo que se haga sea personal, breve, solitario, entrará en consonancia con otros haceres y complementará el logro de resultados.

En el propio lugar y con los recursos a la mano, desde la vocación , las ganas, las obligaciones, sin saber mas de lo que se sabe, se  puede hacer.

Solo se necesita despertar la conciencia, animarse a ser uno mas, preguntarse qué hacer y hacerlo.

Aunque sea lo que es, vale.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Creo que debemos dejar que la gente sienta lo que tenga que sentir y lo procese a su ritmo”. Frase de Marilla, personaje representado por la actriz británica Geraldine James, en la serie Anne with an E presentada por Netflix, , basada en el libro Ana de los Tejados Verdes, de 1908, escrito por Lucy Maud Montgomery.

Anne_marilla.jpg

Aceptar que los demás sienten lo que sienten y lo viven como lo viven, como propone esta frase de Marilla, personaje representado por la actriz británica Geraldine James, en la serie Anne with an E presentada por Netflix, , basada en el libro Ana de los Tejados Verdes, de 1908, escrito por Lucy Maud Montgomery. es soltar la intención de cambiarlos, empezar a reconocerlos en su unicidad y diferenciar entre lo propio y lo ajeno.

Aunque puede parecer arduo, porque hay una tendencia general a buscar transformar a los demás de acuerdo con los intereses personales, el puente entre uno y los otros es la comunicación. 

Requiere respetar su estar siendo y mostrar el propio protagonismo en un encuentro validante y enriquecedor.

 Comprender que los otros son ellos mismos, en toda su riqueza, y escuchar e indagar cuando se quiere saber acerca de ellos.

No juzgar su proceder, ni definir lo que tienen que hacer, sino pedir lo que se necesita, proponer lo que se quiere coordinar y celebrar la posibilidad que los demás son para uno.

En la medida que cada uno aparece sintiendo lo que siente , la articulación será posible, congruente y disfrutable.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“El juego siempre está acompañado de un SÍ profundo e interno, de un esto es justo lo que quiero hacer en este momento” Heather Shumaker, oradora y escritora estadounidense especialista en temas de la primera infancia .

juego

Así como dice Heather Shumaker del juego, es posible hablar de la vocación, de las elecciones vitales , de  aquello que se acepta hacer con convicción.

Escuchar a ese “sí profundo e interno” implica reconocer   la propia elección y validar lo que hay que hacer para honrarla.

Es dejar de lado los juicios ajenos en contra y las propias explicaciones tranquilizantes para abrazar con pasión lo que inspira.

Requiere convicción y también coherencia, hacerle caso a lo que se quiere y hacer lo que haga falta para transformarlo en una realidad sostenible y provechosa.

Es capitalizar ese “esto es justo lo que quiero hacer en este momento” de Shumaker y darle alas a la aceptación y el disfrute.

Así, haceres obligados, deberes, tareas rutinarias, los “hacerse cargo injustos”, se transformarán con el juego de elegir por una razón mayor, por una elección validante del estar siendo, por el compromiso con uno mismo.

Y se volverán livianos, posibles, jugables.

¡Hasta la próxima!

Andrea