“Sólo sé que algunas veces tendrás que romperte para saber qué tienes adentro”. Frase de Benjamín Griss, @BenjaminGriss, poeta, escritor, y chico del ayer.

romperte

Tal vez suene fuerte ese romperse intencional que  Benjamín Griss trae en esta frase y sin embargo, es tan necesario como útil a la hora de autoobservarse, elegir cambiar  e instalar procesos de evolución personal.

Romperse es abrir preguntas que quizás nunca se han hecho, reconocer lo que molesta, hiere o no gusta, instalar conversaciones genuinas sobre los obstáculos que se tienen, invitar a los monstruos a pasar de lo privado a la conciencia , aceptar lo que no se sabe, no se puede o no se elige,  sentir la profundidad de las propias emociones y no temer mostrar vulnerabilidades.

Se razgarán si, las seguridades,  se dará aire a las decepciones e inquietudes, y se fortalecerá la apertura a saber qué se está teniendo adentro, como dice Benjamín Griss, para encarar la evolución protagónica.

Así, desde ese quebrarse intencional, surgirán los reconocimientos, el poder adoptar otra mirada, el dejar de sostener lo insostenible, el abrirse a aprender, la generación de respuestas adaptativas a las nuevas preguntas y el desarrollo de oportunidades de transformación.

Cuanto más rotos, entonces, más sanos.

Y más capaces de gestionar la realidad, las posibilidades, el hacer, las relaciones, los aprendizajes y los resultados.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“¿Para qué era que queríamos ser grandes?” Frase compartida en Pinterest por Lu Besada (@LucianaBesada) en su tablero ‘Humorr’ de Pinterest.

paraquee 

Aunque pueda parecer humorística, esta frase compartida por Lu Besada en Pinterest, trae herramientas interesantes para el autoconocimiento y la intencionalidad en el diseño personal.

Recordar sueños, objetivos, gustos, intereses, juegos es convocar motivaciones, decisiones, elecciones que si tenían que ver con el disfrute y el placer, pueden ser recursos para  actualizar las ganas, la fidelidad a uno mismo y dar aire al hacer.

Recuperar la infancia desde lo que despertaba alegría, curiosidad, asombro, pensamientos nuevos, es conectarse con habilidades , actitudes y competencias que son aplicables a los desafíos adaptativos presentes.

Preguntar ‘¿Para qué?’ además, implica buscar razones, objetivos claros, relaciones habilitantes , abrir recuerdos de acción y capitalizar caminos ya recorridos.

Y al encontrar esos significados, resignificar aficiones y juegos, recuperar apetencias y gustos, será posible abrir ventanas a la rutina, conectarse con otros desde espacios más lúdicos y fáciles y convocar aspectos esenciales del propio diseño.

Invitarse a jugar, tomarse de la mano, parar para tomar la leche, elegir divertirse y estar enfocado en crecer.

Cosas  serias  e importantes ¿no?

¡Hasta la próxima!

Andrea

“La paradoja curiosa es que cuando me acepto tal como soy, entonces es cuando puedo cambiar”. Frase de Carl Rogers (1902-1987), psicólogo y autor norteamericano, uno de los fundadores de la psicología humanística, compartida en Pinterest por SAIKUMA.

paradoja

Tal como propone Carl Rogers en esta frase compartida en Pinterest por SAIKUMA las posibilidades de cambiar aquello que no satisface, gusta o sirve pasa en primer lugar por reconocerlo, validarlo y aceptarlo como propio.

Cuando se considera que lo que no se acepta no es  de uno y se echan culpas, se generan explicaciones de lo que otros hacen o deberían hacer y se condiciona el propio cambio a los cambios ajenos, se aleja la posibilidad de transformación porque no se la abraza.

Al contarse siempre la misma historia tranquilizante, que amuralla el conformismo, no despierta preguntas, y hace que se tolere, se pretenda que no hay otra forma y se dejen de ver oportunidades de evolución y crecimiento, se suelta la proactividad, el poder hacer y la elección del protagonismo.

Elegir autoconocerse, reconocerse y trabajar para aceptarse en las luces y sombras, ya sea en un trabajo personal o con el auxilio empático, abierto y desde la escucha , se inicia un camino, de esfuerzo si, y sin embargo posibilitante, enriquecedor y generador de posibilidades.

Aceptarse no implica no querer cambiar, y da una base clara, congruente y firme en la que empezar a construir el propio y nuevo estar siendo.

Desde la fidelidad a lo que nos hace ser quienes estamos siendo, las estrategias que provee el aprendizaje, los encuentros genuinos que da la comunicación directa y el disfrute que da cambiar por elección.

¡Hasta  la próxima!

Andrea

 

“Y cuando te busco no hay sitio donde no estés”. Frase de la canción Cactus de Gustavo Cerati, (1959-2014) músico, cantautor, compositor y productor discográfico argentino, compartida por asiiideilogica en Tumblr.

nohaysitiodondenoestes

Esta frase que Gustavo Cerati incluyó en su canción ‘Cactus’ y compartiera asiiidelogica en Tumblr habla del fenómeno perceptivo que se da cuando se enfoca la atención en algo y se tiene claro lo que se busca.

Asi como cuando se quiere comprar un automovil rojo se comienzan a ver en la calle todos los autos de ese mismo color, al enfocarse en un tema se encuentran, misteriosamente,  en los estantes de las librerías o bibliotecas los libros que hablan de eso, toda vez que se reconoce claramente lo que se necesita, quiere o busca, la percepción se agudiza y amplía.

También si se comunica con claridad lo que hace falta, comienzan a aparecer personas que hacen lo mismo o tuvieron una experiencia similar, ayudas que pueden colaborar, recursos que se ponen a disposición.

Esta articulación de posibilidades nace, principamente, de la autoobservación, el reconocimiento y el trabajo de validación de lo que se siente, se necesita y se elige.

En la medida en que se clarifican los objetivos, la actitud personal, el hacer y las competencias perceptivas trabajan alineadas para lograr.

Al aclararlo ante los demás se  facilita su aparición, se despierta la disposición empática y la apertura colaborativa, y se consigue la participación.

Y así, se consigue buscar y que lo que se busca esté.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

” El desarrollo va a tener que ver con lo que las organizaciones sean capaces de hacer”. Frase que Ivonne Hidalgo Díaz , contadora y Coach Ontológico venezolana, fundadora del Centro de Especialización en Gestión Ontológica CEGO, nos regaló en el entrenamiento de Coaching Ejecutivo del Programa Alquimia Organizacional, organizado por Coaching Global.

organizacionesenprodesarrollo

Esta frase que Ivonne Hidalgo Díaz nos regaló, entre muchas otras valiosas, en el entrenamiento de  Coaching Ejecutivo del Programa Alquimia Organizacional, organizado por Coaching Global, es un llamado al protagonismo, la participación y el asumir la responsabilidad de las organizaciones en pro del desarrollo.

Toda organización puede buscar, más alla de crecer y desarrollarse por sí misma, aportar al desarrollo general.

Sólo hace falta alinear los propios objetivos con líneas universales  que contemplen lo que se busca como humanidad y sostener el accionar de acuerdo a esos principios.

Escuchar y percibir necesidades globales y acompañar, con el propio hacer, un caminar conjunto.

Ya sea que convoque el medio ambiente, la salud , el bienestar o la justicia, que llamen la naturaleza, los continentes, los países, los sectores, las minorías o los que no tienen voz. 

En el hacer mínimo, cotidiano, enfocado en lo que se busca, se puede colaborar, sostener, aportar, compartir, mostrar, ayudar, mantener vivo.

No sólo porque el desarrollo general nos hará más grandes.

Es que sólo asi sobreviviremos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Siempre será mejor una vida con libros que despabilen, abran puertas y disparen imágenes que permitan darle sentido al entorno; historias que amparen, que abriguen, que acompañen la experiencia sensible.” Frase de María Luján Picabea, (@mlpicabea), periodista argentina, autora de ‘Todo lo que necesitas saber sobre literatura para la infancia´, citada en la nota ¨Al rescate de las princesas de los cuentos infantiles¨ de Lorena Oliva, (@looliva) para La Nación.

libros.jpg

Asi como habla de los libros María Luján Picabea en la nota que  hiciera Lorena Oliva para La Nación, también las personas pueden  “despabilar, abrir puertas, disparar significados que permitan darle sentido al entorno, y generar historias que amparen, abriguen y acompañen la experiencia sensible” desde la comunicacion congruente y el liderazgo adaptativo. 

Reconociendo lo que se siente, necesita y elige, trabajando desde la empatía y la apertura, comprendiendo que los interlocutores pueden aportar otro observador y buscando contar desde los hechos, interpretar desde distinciones compartidas y generar caminos del medio.

Sin tratar de imponer la única narración, ni intentar borrar lo que no se acepta de lo que cuentan otros, sino validando y respetando las distintas miradas, para crear la historia del medio, nutrirse de nuevas perspectivas y facilitar los encuentros genuinos en pos del crecimiento y la evolución.

Y si, como los libros, entonces, entretener, formar, despertar, mostrar , generar disfrute y promover aprendizajes.

Hermosa misión.

¡Hasta la próxima!

Andrea

La imagen pertenece a Libros y es de la National Geographic.

“Cuantos besos me perdí por no saber decir te necesito”. Frase de la canción ‘Donde habita el olvido’ de Joaquín Sabina, cantautor, poeta y pintor español.

besos

No saber decir te necesito, como manifiesta Joaquín Sabina en esta frase de su canción ‘Donde habita el olvido’  implica no reconocer las propias necesidades, no animarse a comunicarlas o quedar prendido del temor a ser rechazado si se muestra con congruencia el estar siendo.

Se pierden entonces besos, y también la posibilidad de ser comprendido, de encontrar la empatía de los demás y de trabajar la resiliencia desde la autoobservación y validación de las propias vulnerabilidades.

Poder pedir ayuda, comunicar con claridad las necesidades, mostrar los sentimientos y gestionar adecuadamente las emociones son competencias entrenables, que se pueden incorporar.

Aseguran hacer conocer factores que no sólo se requieren sino que además son vitales para establecer relaciones genuinas, operar desde la congruencia y facilitar el hacer de los otros y el construir conjunto.

Promueven los acercamientos auténticos, el disfrute de mostrarse tal cual uno es y la capitalización del compartir.

Decir te necesito es el otro lado de la moneda del dar.

Y nos hace profundamente humanos.

¡Hasta la próxima!

Andrea