“Aprende de los errores ajenos. No vivirás los suficiente como para cometerlos todos” . Frase de Eleanor Roosevelt (1884-1962), política, diplomática, y activista por los derechos civiles norteamericana, compartida por Frasespedia.com

Errores EleanorRoosevelt

Eleanor Roosevelt lo presenta simpáticamente en esta frase compartida por www.frasespedia.com .

Y más allá de que no podremos cometer  las mismas equivocaciones enriquecedoras de todos los demás,  abrirse a aprender de los errores ajenos es capitalizar la experiencia que ellos desarrollan, reconocer que podemos salvarnos de hacer lo mismo y aprovechar para abrir nuevas posibilidades desde lo que enseñan.

Si en lugar de aprender, nos dedicamos a juzgar a quien comete errores, reirnos de sus fallas o dedicarnos a criticarlos, perdemos la oportunidad de indagar sus experiencias, escuchar sus vivencias y ayudar en la medida de lo posible para aprender a hacer distinto. 

Cuando nos impedimos de  soltar los hábitos de compararnos, de decir “te lo dije”, de exculparnos o de marcar claramente las diferencias, obviamos la puerta que senos abre a acompañar, guiar, auxiliar y utilizar lo experimentado por otros como base del crecimiento de todos.

Ayudar a quienes se equivocan es crecer.

Aprender de los errores ajenos es crecer. 

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“Nadie puede resolver la vida por tí”. Frase de Rosa Montero, narradora, escritora de ficción y periodista premiada española, compartida por Aquifrases.com

resolverlavida

Comprender , aceptar y actuar esta frase de Rosa Montero que compartió Aquifrases.com, es hacerse cargo, vivir desde el protagonismo y soltar las quejas y los reclamos a otros por lo que nos pasa.

Si nadie te resuelve la vida, entonces es tiempo de solucionarla por tus propios medios,  y aunque esto pueda parecer inalcanzable, requiere primero que se descubra que se necesita, se elige y se puede, y comenzar a dar pasos ciertos en esa dirección.

¿Qué recursos hay a mi disposición?  ¿Cuál es la información relevante que tengo a mi alcance?  ¿Cuál me falta y donde la encuentro? ¿Qué pedidos puedo hacer? ¿A qué me puedo comprometer? Son preguntas que abrirán posibilidades y señalarán cuáles son las manijitas desde las que empezar a dar vuelta la situación.

Y serán la actitud protagónica, el no pretender que otro haga lo que podemos hacer, el dejar de atribuir a otros la responsabilidad de lo que nos está pasando, los verdaderos catalizadores del cambio.

Si se suma a eso el hacer consistente , la comunicación congruente y el compartir de oportunidades, los demás acompañarán desde la distancia óptima, la colaboración y el construir compartido.

Hacerse cargo no es mas que asumir la responsabilidad de hacerlo posible.

Y ser responsable implica dar respuestas a las preguntas.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“A veces hay que soltar el pasado, ese recuerdo que nos ata, hay que dejarlo a la deriva y que encalle donde le plazca. Hay que vaciar el contenido para hacerse continente y resistir al celo del vacío”. Frase de Marcelo Rubio, escritor argentino,de su novela en proceso hasta ahora titulada ‘El bostezo de los tigres de sal’.

soltarelpasado

Una invitación a hacer que el pasado se acomode dando posibilidades es  lo que plantea esta frase de  Marcelo Rubio, escritor argentino, en Facebook.

Dejar a la deriva al pasado  no implica no reconocerlo, sino que indica la estrategia de no aferrarse a él, evitando resentirlo y haciendo que no que pinte la actualidad con su pátina gris.

Soltarlo es darlo por hecho, quitarle poder , ponerle un marco adecuado y vaciarlo de contenido vinculante.

Eso, parece decir Scjumegen, habilitará a ser continente de experiencias presentes, de vivencias actuales, de construcciones nuevas, de impactos recientes.

Y así como parece que se extienden los brotes de un continente a otro, en la imagen de estudio de la interiorista Aurora Gamez que acompaña este post, asi lo importante, relevante, entrañable  y necesario del pasado echará raíces en el estar siendo propio, protagónico y elegido.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Los ‘porqués’ a menudo presuponen la existencia de una explicación única y yo creo que no existen esas cosas”. Frase de Fernando Flores, político, ingeniero civil y Coach chileno, – reconocido como líder en el mundo del diseño de los procesos de negocios, el Coaching, la innovación, la cognición y la educación-, compartida en la entrevista que le hiciera Guillermo Wechsler en el prólogo de la compilación de trabajos de Flores realizados entre 1982 y 1990, titulada ‘ Creando Organizaciones para el futuro’.

FernandoFlores

Al decir Fernando Flores, esta frase compartida en la entrevista que le hiciera  Guillermo Wechsler en el prólogo de ‘ Creando Organizaciones para el futuro’ nos está invitando a no preguntar por qué y a tener cuidado al contestar a los porqués.

Preguntar ‘por qué’ es abrir la escucha a las explicaciones – únicas si seguimos a Flores, posibles si las dejamos libradas a la posibilidad de decisión personal- que los demás desarrollarán desde las interpretaciones que hacen de la situación.

Dichas explicaciones pueden ser tranquilizadoras, defensivas, reactivas ,  buscadoras de culpas , creadoras de distancia o intentos de sacar la pelota del juego para dilatar el impacto, y en el mejor de los casos sólo darán marco a la situación, sin apropiarse de ella para gestionar su realidad.

En la mayoria de las conversaciones el ‘Por qué’ puede reemplazarse por el ‘¿Qué?’ y se logrará una respuesta más concreta y específica, conectada con hechos y juicios fundados, antes que coloreada por interpretaciones libres.

Al usar ¿Qué? invitamos a los demás a ser más rigurosos en la comunicación y sus respuestas nos darán  datos más claros para trabajar.

Asimismo,  si ponemos cuidado al responder cuando nos preguntan ¿Por qué? , elegiremos utilizar afirmaciones y no juicios, aportar datos relevantes y mostrar pruebas de las opiniones vertidas.

Y al explicar, en ese danzar que es la comunicación interpersonal, no intentar convencer sino ayudar  a entender.

Con datos ciertos y voluntad de promover el entendimiento, el intercambio será más claro, enriquecedor y habilitante.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“Y asi es como el cambio sucede. Un gesto. Una persona. Un momento a la vez”. Frase de Libba Bray, escritora y novelista para jóvenes estadounidense.

changehappens

Libba Bray invita con esta frase a hacerse cargo de llevar adelante el cambio que se busca.

Así, de a uno, con un gesto, y en este momento.

El gesto puede ser una sonrisa que se abre, un ceder lo que antes  no se entregó, dar lo que antes no se compartía, mencionar lo que se callaba, o iniciar una conversación que se creía inútil o imposible.

También, el presentar lo que se suponía no iban a recibir, poner límites nuevos, expresar sentimientos que se enmascaraban, decidir hacer lo que se evitaba o no se soñaba.

Empezar a medir, asumir compromisos y cumplirlos, mostrar una opinión diferente desde la intención de complementar,  escuchar antes que presuponer, ceder el paso antes de atropellar, salir a buscar y no quedarse esperando.

Involucrarse, decidirse a protagonizar, validar lo que se puede hacer sin contabilizar el impacto, moverse aun cuando se resienta que el otro no lo hace, ir mas allá del no asumido, serán formas de iniciar y sostener cambios hasta que se logre instalarlos.

De a un gesto, en cada instante, cada persona puede cambiar las cosas.

No hay derecho a esperar. 

¡Hasta la próxima!

Andrea

‘A la organización no se le opone la desorganización sino una forma nueva’. Frase de Clarice Lispector (1920-1977), escritora de Brasil, aclamada internacionalmente por sus innovadoras novelas e historias cortas.

oorganizaciondesorganizacion

Interesante perspectiva la que Clarice Lispector propone en esta frase, la de poder ver a una forma nueva como alternativa  a la organización y  espacio de resignificación de la desorganización.

Es abrir posibilidades a la innovacion, la flexibilidad y las elecciones libres.

Si desde el orden se puede pasar a formas nuevas, la desorganización pierde su connotación negativa y se instala como un proceso de transición y cambio.

Considerar que se puede construir una forma nueva salva de tener que volver al orden inicial, evita caer en polaridades, ayuda a incorporar cambios necesarios y crea oportunidades antes no consideradas.

Para ello hace falta preguntarse ¿Cuales son los resultados que se buscan? ¿Que es necesario conservar, qué incorporar, qué soltar?  ¿Se trata de un cambio de espacios, de procesos, de tareas, de roles? ¿Estamos hablando de sostener, crecer, simplificar? 

Ver formas nuevas en situaciones que antes se consideraban desorganizadas es protagonizar la transición capitalizando los recursos, aprendizajes, herramientas y acuerdos construídos, ampliar la percepción y la resiliencia y optimizar la competencia de gestión de la realidad.

Crear es salir de los espacios de comodidad.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

“¿Le vamos a dar la oportunidad a una persona?, entonces vamos a jugárnosla por ella”. Frase de Ivonne Hidalgo, Coach, conferencista internacional , fundadora y directora del Centro de Especialización en Gestión Ontológica CEGO, en su libro ‘Gestión Ontológica’.

jugarnoslaporella

¿Lo hacemos? ¿Nos jugamos por aquellos a quienes decidimos dar oportunidad, como plantea en su libro ‘Gestión Ontológica’, la Coach Ivonne Hidalgo, fundadora y directora del Centro de Especialización en Gestión Ontológica, CEGO

¿Abrimos conversaciones directas para informarle el otorgamiento y sus condiciones? ¿Construimos con ellos posibilidades ciertas de que logren lo que se busca? ¿Creamos contextos habilitantes para que desarrollen su accionar? ¿Abrimos espacios a conocer que sienten , piensan, experimentan? ¿Registramos y expresamos la propia emoción?  ¿Los acompañamos en su caminar? ¿Damos señales claras de lo que observamos a lo largo de su desempeño? ¿Evaluamos y medimos  de manera que vean lo mismo que vemos? ¿Nos involucramos desde un protagonismo elegido? 

O dejamos que se den cuenta solos, les lanzamos las oportunidades como balsas antes que se ahoguen cuando ni tienen fuerza para dar brazadas, hacemos como si se las diéramos pero ya llegamos a conclusiones negativas al respecto, usamos las oportunidades como trampas o los observamos desde una distancia que inhabilita que se enteren de como los estamos mirando.

Las buenas prácticas en el delegar, acompañar, guiar, enseñar, ayudar, incluyen el dar oportunidades a los otros para que aparezcan.

Ese aparecer requiere espacio, tiempo y colaboración.

Comprenderlo es habilitarse y comprometerse a construir modalidades mas enriquecedoras, posibilitantes  y creativas para las relaciones,  las organizaciones, la comunidad, el mundo.

Implica dar y darse oportunidades.

¡Hasta la próxima!

Andrea