“Las horas no aparecen de repente. Tendrás que robárselas a la comodidad”. Frase de Derek Sivers, @sivers, escritor, músico, programador y empresario estadounidense.

Descubrir, como dice Derek Sivers, @sivers, que si queremos usar las horas de forma diferente a lo que hacemos, tenemos que robárselas a nuestra propia comodidad, es encontrar la llave a cambiar, hacer distinto y lograr otra productividad.

Es que para lograr algo diferente, para alcanzar aquello que queremos, para mejorar, crecer y hacer realidad lo que imaginamos, hace falta salir de lo que nos resulta habitual, de lo que hacemos siempre así, de lo que nos contamos con la misma historia.

Aunque no nos satisfaga, eso que hacemos siempre, nos resulta cómodo, fácil, lo hacemos sin pensar ni analizar, nos sale.

Y es esa comodidad la que tenemos que sacudir para que nos de el tiempo para hacer lo que queremos hacer.

Tiempo para caminar, abrir las conversaciones que necesitamos y sostener los encuentros que las posibiliten, iniciar un aprendizaje , estar con los afectos, innovar en el propio negocio… y todas estas cosas que no hacemos con la excusa de no tener tiempo.

Esos tiempos viven en lo que no hacemos prioridad, en lo que resistimos hacer, en lo que nos habituamos a hacer como podemos, en lo que dejamos para después.

Y aparecerán , casi mágicamente, cuando hagamos.

Incómodos, precarios, cargados de ansiedad, escasos y plagados de errores.

Hasta que vuelvan a instalarse en la comodidad.

Y ya sea oportunidad de robarlos de nuevo para otro cambio.

Para generar otra posibilidad de crecimiento elegido.

¡Hasta la próxima!

Andrea

La imagen es una fotografía de Laura Chouette @chouettelaura para Unsplash.com

“Todas las noches recuerda nutrir de luz tus sueños para que se hagan realidad”. Frase e ilustración de Aldo Tonelli, @aldotonelli, ilustrador argentino de ‘mundos imaginarios y frases inspiradoras’.

Frase e ilustración de Aldo Tonelli, @aldotonelli, que nos despierta una sonrisa y nos indica la mitad del camino.

Es importante nutrir los sueños de luz, de pensamientos, de tiempos y de comentarios a otros para que crezcan.

Darles el alimento para que se vuelvan poderosos y recurrentes y nos motiven a desarrollarlos.

Y aqui viene la segunda mitad.

Hay que transformarlos en proyectos, bajarlos a acciones claras.

Y hacer una a una las acciones necesarias para volverlos realidad.

Las dos partes, aun comentadas asi cortito, nos desafían a aprender.

Nutrir los sueños requiere aquietar la ansiedad, soltar el miedo a que nos los roben, recibir los comentarios sin creerlos personales, gestionar los tiempos para no quedar atrapados en soñar y no olvidarse que del hecho al sueño hay modificaciones.

Realizarlos impone aprender a gestionar la realidad, tomar decisiones, calcular costos, hacer en tiempo y forma, pedir ayuda y gestionar bien el error.

Y ambas partes, son altamente disfrutables cuando duran el tiempo necesario.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Tener la confianza de que el otro me va a cuidar. En resonancia con el sentir que nos realizamos cuando cuidamos a otros”. Frase de Anna Kazumi Stahl, escritora estadounidense, que vive y trabaja en Argentina, de una de sus charlas en TEDxRíodelaPlata.

Con su serenidad y profundidad características, Anna Kazumi Stahl señala con esta frase de una de sus charlas en TEDxRíodelaPlata, la clave para las relaciones nutricias y habilitantes: cuidar y sentirnos cuidados.

Importante para esta época de pandemia por el COVID19, y también fundante en aquellas relaciones de acompañamiento, asistencia, enseñanza-aprendizaje, guía, liderazgo y en todos los encuentros de validación y respeto.

Confiar en que a uno lo cuidan implica poder aparecer como se es, equivocarse, pedir ayuda, apoyarse, construir y crecer desde contar con red de seguridad.

Base de la seguridad psicológica que ayuda a los equipos a desarrollarse en efectividad y creatividad, de la construcción de identidad y de la construcción de autonomía.

Realizarse al cuidar a otros puede ser conectarse desde un valor empático, caminar en la seguridad de no avasallar, evitar naturalmente usurpar sentidos y escuchar desde la intención de comprender.

Clave de la gestión de grupos y personas, de la comunicación congruente y de la cercanía óptima.

Apropiarse de este juego de reconocimiento de necesidad (ser cuidado) y predisposición (cuidar a otros) no solo es sano e inteligente , sino que abre posibilidades a construir relaciones válidas, trabajar desde el convencimiento de estar aportando y encontrar sentido a rituales obligados.

Después de todo, cuidar y ser cuidados, nos ha servido a la humanidad para llegar aquí.

No lo olvidemos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“La historia del medio es la que, a la larga, sobrevivirá, porque tiene la fortaleza que da el interés por escucharla, la independencia de no tener dueño y la levedad de no perseguir interés.” Frase de “La Historia del Medio” , primera novela de Andrea Turchi, autora de este blog ‘A partir de una frase’.

Elegí esta frase para responder a todos los que me preguntan por el título “La Historia del Medio”, de mi primera novela, publicada en formato kindle por Amazon.

La historia del medio es la que se co construye.

No necesariamente para que sea puente entre las otras dos historias antagónicas, enfrentadas, encerradas en su propia razón, luchando en su intento de colonizar a la otra, sino como una tercera posibilidad, superadora en su posibilidad de dar otros sentidos.

Desde su estar siendo ni asi, ni asá, adquiere fortaleza en su capacidad de ser original sin enfrentarse, ni tener que distinguirse, ni aparecer en oposición de.

Y se nos presenta como desafío para superar grietas, nos invita a hacer otras preguntas y escuchar otras respuestas, a jugar juegos no inventados, a soñar otros horizontes.

¿Qué tal si nos comprometemos con aprender a tejer historias del medio?

Historias sin dueño, sin perseguir intereses, que interesen y convoquen desde otro lugar.

Que interpelen desde su fundamento y al mismo tiempo muestren una incompletud a llenar con otros aportes.

Que despierten compromisos desde las decisiones libres pero que no los necesiten para seguir evolucionando en su significado.

Historias del Medio.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Toda mi gratitud por la tapa de la novela, que fue diseñada y dibujada por Tadeo Ferreyra.

“El único lugar en el que vas a pasar toda la vida es en ti mismo, así que debes encargarte de que sea tu lugar favorito”. Frase e imagen de Alejandra María Ortega Hermida , conferencista, escritora y experta en Marketing colombiana, de su charla “Soy mi lugar favorito”.

tulugarfavorito

Simple y reconocible, al mismo tiempo que profunda e inasible, la fuerza que nos da esta declaración de Alejandra María Ortega, La de Letras,  para validarnos, reconocernos y aceptarnos no solamente como un lugar a habitar, sino como una identidad a crear. 

Como lugar, merecemos los cuidados que se da a los lugares amados.

¿Cómo conservar, proteger y mantener el propio ser? ¿Respondiendo a sus disfrutes y deseos? ¿Cuidando que no se arriesgue ni se exponga? ¿Fortaleciendolo ? ¿Desarrollando la fortaleza emocional? ¿Haciendo que brille? ¿Tapiando su acceso?

Dándonos cuenta de que para hacernos nuestro lugar favorito tenemos que  decir lo que nos pasa, manifestar lo que necesitamos, escucharnos y equilibrar lo que nos damos en tanto no complique los lugares de otros.

Visitarnos seguido, como a la plaza del barrio, y disfrutar las luces y sombras que nos habitan y nos hacen ser quienes estamos siendo.

Y en ese estar siendo y haciendo, construimos , creamos, nuestra identidad.

Cumpliendo compromisos, diciendo y haciendo lo mismo, pidiendo lo que nos hace falta, conversando lo que nos importa y también lo que es necesario, acordando nuestros juegos con otros.

Haciendo lo que sabemos hacer bien y también lo que nos gusta, dando lo que nos sobra y también lo que consideramos necesario, ocupándonos lo suficiente de los que amamos y alejándonos cuando se nos hace imperioso.

Lugar e identidad. 

En un apropiarnos y hacernos responsables de nosotros mismos.

Para nosotros. Y para los demás.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Es un camino nuevo. No hay vuelta atrás. No. Es diferente y diferente para siempre. No es volver atrás. Es crear el nuevo camino.” Frases de Michelle LaVaughn Robinson Obama, (@MichelleObama) abogada, administradora universitaria y escritora estadounidense , al comentar sus primeras impresiones al llegar a la Casa Blanca como Primera Dama de los Estados Unidos ( 2009 a 2017), en el tour de presentación de su libro en Netflix.

esuncamino

Así, con determinación y decidida a crear su futuro , avanzó Michelle  Obama, @MichelleObama,  y lo cuenta en la presentación del tour de lanzamiento de su libro “Becoming, Mi Historia”, en Netflix, invitándonos a todos a considerar sus palabras como una manera de surfear los turbulentos tiempos que vivimos.

Tomemos sus consideraciones como receta.

Darse cuenta de que “es un camino nuevo”. Que cada cosa que se puede hacer es original y por ende , llena de oportunidades. Que es posible equivocarse y tropezar. Que estamos todos sin tener en claro adonde vamos.

Considerar que “No hay vuelta atrás.”. Es muy posible que volvamos a otra realidad. Y pensar en volver a lo mismo, en recuperar lo que fue, no solo causa ansiedad sino que impide pensar y hacer con libertad y creatividad. Tampoco sirve quedarse esperando a volver, perdiéndose el hoy y lo que si está.

“Es diferente y diferente para siempre”. Y como tal es a descubrir, a conocer, a aprender. A capitalizar los recursos y abrirse a nuevas experiencias. A pedir ayuda y a aportar. Atreverse a la originalidad y celebrar los estrenos. Abrir las manos y soltar las certezas. Aceptar ser aprendiz.

“Es crear el próximo camino.”  Crear. Con toda la magia y el desafío que implica. Animarse a generar nuevas preguntas y aceptar que las respuestas se construyen. Dar los pasos suficientes hasta que el otro aparezca. Generar conversaciones, acuerdos, intercambios, encuentros.

Tejer la urdimbre de un mundo nuevo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites.” Frase de ‘El amor en los tiempos del cólera’ de Gabriel García Márquez, -1927- 2014-, escritor, guionista, editor y periodista colombiano, premio Nobel de Literatura en 1982, ilustrada por Pablo Bernasconi, @pablobernasconi, diseñador gráfico, ilustrador, escritor y autor argentino.

sospechatardia

Bellísima esta frase de Gabriel García Marquez, ilustrada con su magia permanente por Pablo Bernasconi, que nos invita a conectarnos con las inmensas posibilidades de la vida en un momento en que parafraseando al título  “El amor en los tiempos del cólera”, vivimos  en los tiempos del  COVID 19. 

Es que enfocarse , dejando de lado  tardías sospechas, en las posibilidades  sin límites de la vida es abrirse a elegir, protagonizar y aparecer como aporte.

¿Qué si se puede hacer? Con lo que se tiene, donde se está. A partir de los propios recursos. Correrse del ‘no se puede’ generará nuevos pensamientos y facilitará acciones , quizás mínimas, que nos sacarán del lugar en el que creemos que hemos quedado atrapados.

¿Qué conversaciones se vuelven necesarias? Estar juntos , encontrarse a todo momento instala necesidades de acuerdo , de nuevos juegos y de construcción más cuidadosa de las relaciones que nos importan. Volver a decir implica decir distinto, y estos tiempos de encierro conjunto nos quitan las excusas de generar  y pedir escuchas comprometidas.

¿Qué de lo que se me ocurre necesita que pida ayuda? Aun los menos preparados están ahí para socorrernos. Claro que necesitan saber que los necesitamos y tener instrucciones precisas de lo que queremos. El otro aparecerá como aporte cuando hagamos las preguntas y las propuestas adecuadas.

¿A qué me habilita este juego sin reglas?  Inventar posibilidades , como hacen Vittoria Oliveri , 14 años, y Carola Pessina , de 11,      que juegan una suerte de tenis  de terraza a terraza en Italia, y animarse ,   no a generar nuevas reglas para viejos juegos que ya no existen como eran,  sino a crear innovadoras formas de jugar  en este mundo rápido, complejo y volátil.

Así, como nos cuentan Gabo y Bernasconi, aun en tiempos de cuarentenas, aislamientos y temores, la vida sigue presentándose apetecible, poderosa e ilimitada.

¿Quiénes decidimos ser  y cómo elegimos vivirla?

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Ha llegado el momento en que los artistas se pongan manos a la obra. No hay tiempo para la desesperación, ni para la autocompasión, ni para la necesidad de silencio, ni hay espacio para el miedo. Hablemos, escribamos, generemos diálogo. Así es como se sanan las civilizaciones” . Texto de Toni Morrison, (1931-2019) escritora estadounidense, ganadora del Premio Pulitzer en 1988 y del Premio Nobel de Literatura en 1993.

tonimorrison

Esta invitación de Toni Morrison está al alcance de todos.

Requiere que abandonemos las conversaciones privadas, en las que viven la desesperación, la autocompasión , el miedo, en espejo perfecto de la conversación que invade los medios, las redes, el planeta.

Soltemos la necesidad autocomplaciente de mirarnos el ombligo y regodearnos en todo aquello que nos de la razón.

Abrirnos a las posibilidades que dan los otros, mas cuanto mas diferentes sean.

Construir significados a partir de declarar que no sabemos  y pedir ayuda.

Desarrollar empatía desde los propios agujeros y también desde las torres de cristal personales para dejarnos tocar por el mundo.

Hablemos, escribamos, generemos diálogo…hasta que aprendamos a escucharnos.

Asi, sanaremos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Nuestro descanso es nuestro lugar”. Frase atribuida a San Agustín, (354-430) teólogo latino, una de las máximas figuras de la historia del pensamiento cristiano.

descansoactivolugar

Considerar a este descanso impuesto, como propone  San Agustín , nuestro lugar, es enfocarse en lo que  sí se puede hacer, facilitarnos esas actividades y elegir transitar los aislamientos obligados desde la proactividad y el protagonismo.

Definir de qué cosas se descansa y que otras posibilidades ofrece esta situación, implica apropiarse del tiempo disponible y construir oportunidades que la rutina anterior no permitía.

¿Qué me da esta realidad? ¿Con qué recursos sigo contando? ¿Cuáles son los que en esta situación puedo incorporar?

Comprender que hay otros modos de sostener los objetivos que no se pueden soltar, facilitará el inventar, así como el pedir ayuda y construir alianzas posibilitantes. 

¿Qué cosas necesito que sigan funcionando después de la pandemia? ¿De qué forma las sostengo? ¿Cómo hago para que otros las sostengan? ¿Qué relaciones puedo cultivar? ¿Con quien me puedo conectar? ¿Qué puedo proponer?

Aprender a hacer distinto desde los tiempos vueltos lienzo en blanco es una oportunidad apetecible.

¿Cómo puedo organizar mi rutina actual para considerarme productivo? ¿Qué desafío me presenta delegar y cómo lo soluciono? ¿Qué tiempo que ahora tengo lo dedico a hacer el curso que no pude hacer? ¿Y si le pregunto a mi familia en qué puedo mejorar mi comunicación?

Descansar de algunas actividades incorporadas a la propia vida abre, también, un espacio de conexión y gestión de  los estados de ánimo.

¿Qué estado de ánimo vive en mis quejas? ¿En qué otras situaciones que he vivido lo reconozco? ¿Qué información me trae? ¿Qué puedo hacer a partir de esa información? ¿Qué conversación necesito abrir? ¿Con quién puedo trabajar esto? 

Descansar, aunque cuando no sea una elección, puede ser algo elegido.

¿Qué elegimos hacer?

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Mas que ninguna otra cosa, los sentimientos nos hacen humanos. Nos hacen, en fin, semejantes”. Frase del libro “El lenguaje de los sentimientos” de David Viscott (1938- 1996) psiquiatra, autor, empresario y personalidad de los medios estadounidense.

sentimientos

Este decir de David Viscott, en su libro ” El lenguaje de los sentimientos” nos pone en situación de comprender lo que otros sienten, aunque no en suponerlo.

Somos semejantes en sentir y eso abre posibilidades a la empatía, la comprensión, la compasión, pero no nos hace dueños y conocedores de la única versión de los sentimientos.

Aun cuando los sentimientos pueden ser universales, lo que los despierta, la forma en que se sienten y el modo en que se expresan varía de persona en persona.

Descubrir y reconocer eso, implica ser capaces de desarrollar habilidades para acompañar, sostener, liderar, enseñar, guiar, ayudar, sin expresar juicios de valor sobre los sentimientos ajenos, sin pretender traducir lo que otros sienten y abriendo la escucha y el propio corazón para encontrarse con el sentir de los demás.

Claro que también es una invitación a expresar con claridad y autenticidad los propios sentimientos, a aprender a hablar de ellos sin pudores y con las palabras adecuadas,  y a tomarse el tiempo de mostrarlos ante quien haga falta.

En este momento de desasosiego e incertidumbre, en que el mundo se preocupa y ocupa de la misma pandemia, se hace ineludible dar espacio a la aparición de los sentimientos, de las emociones, de los estados de ánimo, porque eso implica salud.

Si los expresamos como los sentimos y de forma que los demás puedan escucharlos. Si  escuchamos los de los demás  y permitimos que nos asombren y conmuevan.

Entonces honraremos el ser humanos y semejantes.

¡Hasta la próxima!

Andrea