cerezos

Buscar hacer florecer, invocar la belleza interior y favorecer el crecimiento , es lo que la primavera hace con los cerezos y propone hacer Pablo Neruda con el otro en este maravilloso verso compartido por Anabel Ro en su tablero ‘Inspiration’ de Pinterest.

Asi que, siguiendo a Neruda y en homenaje en este 21 de Septiembre, tratemos de ver cómo actúa la Primavera para ver si podemos copiarlo  y conjurar el florecimiento de los demás. 

La Primavera, aunque previsible, sorprende,  y eso abre posibilidades a la espera, al asombro, a la respuesta genuina, a la conexión auténtica que refleja quien se es. 

Da tiempo para que cada quien germine,  brote, crezca y de frutos, facilitando el contexto lo suficientemente bueno para desarrollar la tolerancia a los climas adversos, el aprendizaje y la persistencia.

Contagia alegría y optimismo, como actitudes a vivir desde el compromiso,  la expresión de la propia fuerza, el aparecer.

Cambia los colores, como llamado a la flexibilidad, el disfrute y la adaptabilidad a las transformaciones.

Trae calidez, climas amigables y apronta espacios para la experiencia, favoreciendo la participación, el mostrarse, el reunirse, el hacer conjunto.

Y si, lo que hace la primavera con los cerezos, se puede hacer con los demás.

¡Feliz Primavera!

Andrea

 

Anuncios