lajunglaesgrande

Esta Máxima de Baloo, del ‘Segundo Libro de la Selva’ de Rudyard Kipling es una invitación a dar tiempo a todo aquél que emprende una tarea, un cambio, una situación o un espacio que le resulta grande.

Es claro que podemos ver a los niños como cachorros, pero también todos somos cachorros en algunos aprendizajes, desarrollo de habilidades, actitudes a instalar, fortalezas a anclar, comunicaciones a abrir y tareas a realizar.

Darse y dar tiempo al abordar una jungla grande, es habilitar la reflexión, el caminar paso a paso, reconocer lo que se necesita, lo que se puede, lo que se quiere, y hacer en la medida de las posibilidades actuales.

También implica otorgar a las cosas su magnitud real, construir una distancia óptima y ser fiel a uno mismo en el tránsito de las situaciones.

Considerarse cachorro es validar la necesidad de aprender, habilitarse a pedir ayuda, pararse adecuadamente en la vulnerabilidad y comprender que se necesita crecer.

Pensar el proceso, que es para lo que Baloo pide se le de tiempo al cachorro, promueve la planificación, la evaluación y el reconocimiento de logro.

Instalar esta acción como parte de todo proceso es darle enorme posibilidades a la conexión con la tarea y el hacer.

Y facilitar a quien se guía , acompaña, ayuda a que se sienta cachorro y pueda actuar como tal es otorgarle la libertad de ser él mismo.

Y disfrutar con él el crecimiento.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios