porquesesentiancomodos

Es que el problema de los chismes, los comentarios maliciosos,  los acosos verbales, se sostiene fundamentalmente por los que lo festejan, lo reparten y no se abstienen de contarlo.

Tal como expresa esta frase compartida por Dulcimara Quevedo  en su tablero Reflexoes de Pinterest., aquellos que se sienten cómodos llevando y trayendo, juzgando a otros con liviandad y haciendo conocer a unos lo que dicen los otros, se instalan en un espacio de cotilleo en el que ya no importa el contenido sino el hecho de hacerlo público.

Aún desde las mejores intenciones, repartir opiniones parciales y capciosas, evitar preguntar fuentes antes de promulgar pareceres, aceptar como ciertos los juicios ajenos, es dar combustible  a las habladurías y murmuraciones que sostenidas en el tiempo pueden transformarse en incombustibles.

Aprender a decir que no, animarse a decir no sé, a indagar antes de repartir, a señalar que no satisface el comentario, a no tomar partido en cuestiones que no atañen, será pararse en un protagonismo adecuado, dejar de ser canal de malas prácticas y facilitar la toma de conciencia.

Si nadie lo cuenta, el chisme se muere.

Y en general  hay una información real y fáctica para  contrarrestar la interpretación vacía.

Reconocer que uno no se siente   cómodo es empezar a cambiar las cosas.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios