danielgoleman

Hacer una pausa antes de actuar impulsivamente.

Daniel Goleman describe así lo que la sabiduría popular dice “contar hasta diez”.

Sin embargo, Goleman también lo relaciona con el aprendizaje, con el trabajo sobre uno mismo para dejar de reaccionar, e instalar como herramienta ese espacio-tiempo-actitud que se necesita para responder.

Operar sobre las propias decisiones para dejar se ser llevado en andas por las propias reacciones.

Tomarse un respiro antes de dejarse llevar por la emoción, el impacto, lo que uno ya estaba pensando, o lo que se nos ocurre mientras el otro habla o hace, es abrir la puerta a conectarse con los propios valores, con lo que realmente se quiere hacer es validarse, respetarse.

Suspender la reacción para construir una respuesta adecuada y propia, es apelar a la inteligencia, el reconocimiento, la apertura.

Y también disfrutar la libertad de elegir.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios