fridad

 

Frida Kahlo hace,  con esta frase tan poéticamente sensible que también figura en la canción Gracias de Jorge Drexler , un llamado a sostener compases de espera, a dar y darse tiempo, a abrir espacio al devenir propio de cada proceso.

Al no apurar momentos, se da a cada cosa su propio andar, se otorga libertad a lo que sucederá, se respeta el tiempo de cada situación.

Charlas, elaboración de acuerdos, construcción de vínculos, creación de obras, desarrollo de proyectos, realización de logros, requieren sostener sus propios ciclos…

Amistades, amores, enseñanzas, aprendizajes, armado de sociedades, tejido de alianzas, tienen su duración.

Urgir a que pasen, empujar, hace que se frustren posibilidades, se interrumpan procesos, se malinterpreten actitudes.

Conectarse con el final antes de disfrutar el desarrollo  es forzar experiencias.

Se pierde la vivencia cuando se apura el tiempo.

Y si el tiempo pasa, la vivencia no vuelve. Detengámonos, como invita Frida,  a saborearlos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios