cosa-seria-con-sonrisa (1)

 

Alejandro Casona, que anudó el contenido del teatro a las emociones, propone con esta frase incluir una sonrisa  en las conversaciones más comprometidas y difíciles.

La sonrisa conecta con el sentir, valida desde el gesto, acompaña desde una perspectiva empática, abre  espacio a la confianza.

No importa cuál sea la seriedad del tema, incluir un ademán de buena voluntad asegurará partir desde un lugar de encuentro.

No implica acordar, ni dar la razón, ni pensar distinto. Dice aqui estoy, dispuesto a considerar lo que tengas para decir, a escuchar desde la comprensión, a bajar barreras para levantar puentes.

Instala un clima de intercambio, facilita la aproximación, sostiene desde el mejor lugar.

Y desde allí, será más fácil darle seriedad a la charla, compromiso al intercambio y validez al interlocutor.

Sonriendo, uno se siente mejor y los demás también.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios