descanso.png

Tan clara  y genial la frase de John Steinbeck como la síntesis gráfica de Pablo Bernasconi  ,  @BernasconiPablo, que anclan en un dúo inseparable y habilitante  al descanso con el trabajo.

Aunque uno da sentido claro al otro, no siempre los equilibramos desde las decisiones , las acciones y la jerarquización de la realidad.

Consideramos que trabajar sin descanso dará mejores logros, significará compromiso, mostrará entrega, y sacrificamos con eso las posibilidades de encuentro con los afectos, de recuperación de fuerzas, de solaz y placer.

Nos olvidamos de planificar las pausas, de sostener los espacios y de sentar los límites que nos habiliten a descansar.

El descansar y el trabajar  tienen la particularidad que quiera darle cada quien, sin embargo sera su armonía la que los enaltecerá a ambos.

Encontrar el equilibrio entre trabajo y descanso no tiene que ver con el tiempo o las tareas, sino con la decisión personal , la competencia de conversar las propias necesidades y el compromiso con uno mismo.

Incluir ventanitas  de relax y goce en los esquemas de trabajo, ser claros en los pedidos de ayuda, hábiles en la delegación y facilitadores del descanso de los demás, nos hará trabajadores de mayor motivación y rendimiento, líderes invocadores de excelencia y colaboración y creadores de culturas favorecedoras del crecimiento, la creatividad y el disfrute.

Hacerlos arte, como Steinbeck y Bernasconi unidos en Instagram , es posibilidad cierta para quienes elijan y comprometan su hacer para lograrlos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios