mariteree

Agradecer lo que no fue, como propone Maritere Lee, es  completar el agradecimiento y relacionarse de manera liberadora con lo no logrado, lo perdido o aquello que no fue.

Si no fue,  aferrarse a lo pudo haber sido, lamentar que no sucedió, o quedarse encerrado en los “¿y si…?, es hipotecar el presente por algo que ya no será.

¿Y para qué agradecerlo si no fue? Para alejarse del resentir, el sufrir o el lamentar, que son actitudes que llevan para atrás, limitan el conectarse con las posibilidades y nublan la conexión con lo que si es.

Para conectarse con la abundancia , celebrar lo construido y trabajar intencionalmente para avanzar.

Y si no es una práctica común, esta época del año es ideal para comenzar a instalar la posibilidad de agradecer y soltar aquello que no sucedió.

Hasta la próxima,

Andrea

Anuncios