realidadconjunta.png

 Emily Levine nos despierta, con su agudeza, a pensar críticamente esos espacios comunes de suposiciones que compartimos con otros y nos hacen ver , como en un túnel, una sola realidad. 

Cuando sostenemos un solo tipo de conversaciones, nos aferramos a quienes opinan como nosotros y dejamos de validar y escuchar lo que otros ven y dicen distinto, caemos en esas miradas unilaterales y mínimas. 

Al  armar esta suerte de cubo de Rubik de un solo color, no solo perdemos la posibilidad de ver todas las múltiples aristas con las que se construye la realidad, sino que nos quedamos encerrados en las propias certezas, opiniones, suposiciones , haciendo cada vez mas pobre la percepción.

Dejamos de indagar, de curiosear, de abrir encuentros de intercambio y solo disparamos andanas invalidantes a los que aparecen desde lo diferente.

La diversidad nos invita.

Evitemos perder su riqueza, profundidad y capacidad de multiplicación. 

Y disfrutémosla.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios