aprobacion.jpg

Optar por, como dice Adam Grant @AdamMGrant, autor norteamericano de ‘Give and Take, ‘ y psicólogo organizacional en Wharton, en su publicación en Linkedin , por reconocer a aquellos que no aprueban lo que uno hace como la oportunidad de crecer y mejorar, es darle una nueva dimensión al liderazgo personal.

Se suele buscar aprobación, – esto es algo natural que deviene de la labilidad e indefensión del ser humano desde su nacimiento que lo hace necesitar la mirada, el cuidado, la retroalimentación positiva para vivir-  y se vivencia negativamente la desaprobación, cuando existe en ella un cúmulo de información aprovechable y enriquecedora.

Escuchar el feedback negativo, el reclamo, la queja, con la disposición a aprender, a descubrir qué se puede hacer distinto, como señalamiento de nuevas condiciones de satisfacción, hará que se descubran opciones para desarrollar nuevas relaciones, proveer otras soluciones, cambiar el caminar,  para que otros también puedan seguirlo.

Desafiarse y desafiar a partir de esa mirada nueva que da el que no está satisfecho, puede no ser tan cómodo como el aplauso, sin embargo traerá una búsqueda con  dirección  clara ,  utilidad práctica y un sentido mas amplio.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios