amasar

Considerar cada situación, hacer, encuentro, posibilidad, como si fuera la primera vez, así como dice Leila Guerriero en esta bella columna para el Diario El País que me regaló Maite Elizondo, socia en TECO Consultora, es darle la oportunidad al asombro, la motivación, el buen hacer y el disfrute.

Es que si pensamos en todos los días, de todos los meses, de todos los años en que hacemos aquellas cosas , como dice Leila Guerriero, caemos en el peligro de perder contacto con lo que nos lleva a hacer lo que hacemos, con el placer de lo que se elige,  la alegría del estreno,  el vértigo de lo desconocido y la posibilidad cierta de ser aprendices.

Tomar la vida como si todo fuera la primera vez es un ejercicio interesante y creador de mejores actitudes.

Habilita construir  diferentes conversaciones, diseñar nuevas acciones, recomenzar desde otras perspectivas, permitirse no saber, generar otras respuestas.

También vestirse para la ocasión, pedir ayuda, declarar nuevas reglas, modificar tiempos y crear contextos.

Siempre, como si fuera la primera vez.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios