perdidadetiempo

Aplicar todas las competencias, habilidades y recursos a hacer lo que no necesitas en absoluto, es, como dice Gretchen Rubin en esta frase compartida en Twitter por Eduardo Kastika, una gran pérdida de tiempo y también señal de no estar jerarquizando, eligiendo y decidiendo en qué aplicar los esfuerzos. 

Concentrarse en aquello que no es necesario es perder la posibilidad de abordar lo importante, lo que hace la diferencia, lo que aporta.

Esto no implica dejar el ocio , evitar los entretenimientos, o no disfrutar las conversaciones e interacciones placenteras en los espacios laborales.

Requiere distinguir entre lo propio y lo ajeno, planificar objetivos con la mezcla de realidad y posibilidad que los haga factibles, encuadrar las conversaciones de acción y accionar sobre los puntos de inflexión.

Armar el hacer cotidiano modularmente,  alternando lo ineludible con aquello que  nos hace estar siendo quienes buscamos ser, los espacios de creatividad que nos llevarán mas allá y las construcciones  que aseguran el resultado necesario.

Qué es lo necesario variará según las circunstancias, pero se revelará seguro si se hacen las preguntas adecuadas, se escuchan las respuestas que emocionan y convocan, se renueva el compromiso con uno mismo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios