soltarelpasado

Una invitación a hacer que el pasado se acomode dando posibilidades es  lo que plantea esta frase de  Marcelo Rubio, escritor argentino, en Facebook.

Dejar a la deriva al pasado  no implica no reconocerlo, sino que indica la estrategia de no aferrarse a él, evitando resentirlo y haciendo que no que pinte la actualidad con su pátina gris.

Soltarlo es darlo por hecho, quitarle poder , ponerle un marco adecuado y vaciarlo de contenido vinculante.

Eso, parece decir Scjumegen, habilitará a ser continente de experiencias presentes, de vivencias actuales, de construcciones nuevas, de impactos recientes.

Y así como parece que se extienden los brotes de un continente a otro, en la imagen de estudio de la interiorista Aurora Gamez que acompaña este post, asi lo importante, relevante, entrañable  y necesario del pasado echará raíces en el estar siendo propio, protagónico y elegido.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios