FernandoFlores

Al decir Fernando Flores, esta frase compartida en la entrevista que le hiciera  Guillermo Wechsler en el prólogo de ‘ Creando Organizaciones para el futuro’ nos está invitando a no preguntar por qué y a tener cuidado al contestar a los porqués.

Preguntar ‘por qué’ es abrir la escucha a las explicaciones – únicas si seguimos a Flores, posibles si las dejamos libradas a la posibilidad de decisión personal- que los demás desarrollarán desde las interpretaciones que hacen de la situación.

Dichas explicaciones pueden ser tranquilizadoras, defensivas, reactivas ,  buscadoras de culpas , creadoras de distancia o intentos de sacar la pelota del juego para dilatar el impacto, y en el mejor de los casos sólo darán marco a la situación, sin apropiarse de ella para gestionar su realidad.

En la mayoria de las conversaciones el ‘Por qué’ puede reemplazarse por el ‘¿Qué?’ y se logrará una respuesta más concreta y específica, conectada con hechos y juicios fundados, antes que coloreada por interpretaciones libres.

Al usar ¿Qué? invitamos a los demás a ser más rigurosos en la comunicación y sus respuestas nos darán  datos más claros para trabajar.

Asimismo,  si ponemos cuidado al responder cuando nos preguntan ¿Por qué? , elegiremos utilizar afirmaciones y no juicios, aportar datos relevantes y mostrar pruebas de las opiniones vertidas.

Y al explicar, en ese danzar que es la comunicación interpersonal, no intentar convencer sino ayudar  a entender.

Con datos ciertos y voluntad de promover el entendimiento, el intercambio será más claro, enriquecedor y habilitante.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios