8e7be6b874c6cfbaa5de570c4d1ee95b

@Candidman nos regala con esta frase compartida en Pinterest una oportunidad de reflexionar y decidir.

Callar lo que se siente puede parecer una estrategia salvadora a la hora de evitar conflictos, capear problemas, dejar que pasen situaciones que no se quieren enfrentar, pero en realidad es una manera de engañarse, postergar y no ser fiel a uno mismo.

Cuando no se dice, se crean espacios de incertidumbre que los demás completan desde su propio pensar, lo que genera malentendidos, complica acuerdos y hace que se pierdan posibilidades de encuentro.

Se frustan construcciones compartidas, se instalan patrones de intercambio insatisfactorios, se alientan las reacciones y se deja el poder a las circunstancias.

Decir lo que se siente , piensa , elige, es gestionar adecuadamente la propia coherencia, estar presente y abrir espacios a otros para que aparezcan, fortalecer la expresión y generar confianza.

Hablar acorta las distancias, crea lazos y nos hace participar protagónicamente.

Si todos decimos,  se multiplican las voces y las escuchas.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios