comounanuezperfecta.jpg

Este haiku de Maria Rosa Serdio, -que fuera incluído en su libro ‘Caudal de Azar’, publicado por Bajamar Editores– ,   redondo en su simplicidad y bellísimo  acierto , es un canto al optimismo, la practicidad, el logro de objetivos y el disfrute.

Abrir el día implica no quedarse a esperar por lo que pase sino protagonizar y elegir qué hacer a lo largo de las horas. Es considerarlo como un cúmulo de posibilidades a descubrir, puertas a desosbstruir, y procesos a iniciar. Y también es comenzarlo desde el asombro, disfrutarlo desde el involucrarse  y capitalizarlo desde la acción.

Considerar al día una nuez perfecta es reconocerle su completud y también sus asperezas, las idas, vueltas y recovecos, validar que hay que esforzarse por encontrar su riqueza y desafiarse a utilizarlo con creatividad, riesgo y aprendizaje.

Hacer dos barcos con la cáscara ya partida refiere al aprovechar hasta lo último, a reciclar y utilizar lo que podría considerarse desechable, a buscar equidad  y a disfrutar el niño que todos llevamos dentro.

Un día trabajado como propone Maria Rosa , no puede dejar de ser intenso en su abundancia, gozoso en su calidad y productivo en sus posibilidades realizadas.

¡Solo queda disfrutarlo!

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios