mayoresmomentos

Es que el sin sentido de esperar los momentos que vienen, como dice Thornton Wilder en esta frase, es que así uno se pierde los momentos que están y al mismo tiempo no puede controlar aquello que va a darse.

 

Aun cuando aprender a esperar implique trabajar la paciencia, fortalecer la tolerancia e instrumentarse en la aceptación, el sólo esperar  puede transformarse en una trampa de inmovilidad, de mirada única y de falta de desarrollo y aprendizaje.

Considerar que lo que será será, y protagonizar el presente que ya está aquí bajo los pies, ayudará a validar el propio sentir, volver consciente el elegir y hacer congruentemente.

Los tréboles de cuatro hojas se hallan entre los tréboles de tres. Poner el interés y la búsqueda  en que aparezcan puede llevar a pisotear todo el trebolar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios