correctoeincorrecto.jpg

Esta frase compartida por @empatiaclvida nos hace pensar en la posibilidad de equivocarse haciendo lo que uno elige como su camino o no equivocarse haciendo lo que uno no eligiría.

La primera opción invita a reconocer como naturales y posibles  los errores, analizarlos, aprenderlos y desarrollar el proceso necesario para corregirlos.

La segunda, propone reconocer el haber equivocado el camino como natural y posible, analizar la situación, aprender de ella y desarrollar el proceso necesario para corregirla.

Ambas posibilidades son respuestas a las preguntas ¿Donde estoy parado? ¿Qué necesito? ¿Que elijo? ¿Qué puedo? que acompañan a los que deciden hacer consciente su propio estar siendo, trabajan la fidelidad a si mismos y validan tanto su elegir como su hacer.

Y aunque la frase de @empatiaclvida prioriza como mejor el errar en el camino correcto, las dos circunstancias pueden servir para crecer, evolucionar y generar cambios.

Depende de la propia actitud, la disposición a aprender y el saber que el camino se hace al caminar.

¡Hasta la proxima!

Andrea

Anuncios