c2ecb_nxuaek-ml

Esta particular carta  que Joe Biden hiciera llegar a su equipo de trabajo y que fuera compartida por Arianna Huffington en Twitter, señala la necesidad de equilibrar las obligaciones familiares con las laborales y el marco organizacional empático que puede darse a esto sin perder  eficiencia, posibilidad de logro o reputación.

El balance que se de a los ámbitos familiar y profesional no sólo deparará en bienestar y disfrute sino también en compromiso, dedicación, disposición a actuar, entrega  y concentración.

Cuando uno de estos escenarios se ve constreñido por el otro, las personas se sienten obligadas a elegir, rigidizan los límites,  superponen actividades, inician cambios que afectan su hacer, sufren estrés y en los peores casos, mienten, complican a otros , corren sin llegar a tiempo a ningún lado.

Cuando la organización se flexibiliza, trabaja la complementación y la diversidad de posibilidades en los equipos de trabajo, se enfoca en proyectos y no en horarios y percibe  a sus empleados como personas con múltiples necesidades y no unicamente como trabajadores, habilita un involucrarse genuino, la posibilidad de cada quien de trabajar desde la fidelidad a si mismo y crea una cultura de confianza y congruencia.

Validar y respetar las realidades  de los demás, es protagonizar la empatía y hacer para ser mejores.

¡Hasta la  próxima!

Andrea

La imagen de la carta fue incluida en un artículo de Dept. of Tough Love, en The Weekly Standard

Anuncios