paciencia

Uns estrategia salvadora esta que propone La Bioguía en su frase compartida en Twitter, Pinterest y Facebook, para todos aquellos a quienes cuesta ejercer la paciencia.

Es que si se hace algo no se espera, el tiempo se acorta y uno se entretiene, además de lograr lo que se propuso realizar.

Por el contrario, la queja, el enfurruñarse,  el molestarse, promueven el mal humor, contagian la ansiedad y hacen que los minutos parezcan alargarse hasta el infinito.

Concentrarse en una tarea, útil o meramente distractiva, hará que se pueda sostener la transición, vivir con buena actitud la espera o abrir espacio a la resiliencia en procesos que requieran paciencia para recuperarse.

El hacer también equilibra el pensar, mantiene activo el cuerpo y da contenido a las conversaciones, cosas muy necesarias , interesantes  y enriquecedoras en situaciones de paciencia obligada.

Ejercer el protagonismo  a través de una acción paciente implica aceptar lo que se vive, elegir en toda circunstancia y capitalizar las propias posibilidades y competencias.

Todos recursos para el bienestar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios