duele

Considerar que cuando algo duele es porque nos importa, como propone con esta frase John Green, es poder enfocarse en lo solucionable, encontrar oportunidades y trabajar sobre lo posible.

El padecer, sentir pena o dolor por lo que acontece es una respuesta válida desde la expresión de uno mismo, tiene que ver con lo que se siente, interpreta y elige, y hace al propio estar siendo.

Cuando se lo exalta, resiente o considera extremo, si se lo convierte en un leit motiv o se refiere todo a ese estado de ánimo, se instala, complica, y hace que ya no se vea nada mas.

Sin embargo, poder dejarlo a un lado, o por lo menos en bambalinas, para concentrarse en la relación que se tiene con lo que sucede, el impacto o la reacción que provoca y lo que invita a hacer será comprender lo que lo hace importante  y encontrar posibles soluciones.

Para eso hará falta autoobservarse, diferenciar juicios de hechos, pasar las conversaciones privadas a publicas, preguntar hasta poder entender y acordar construir caminos del medio.

Descubrir la interpretación personal de lo que sucede, separar lo propio de lo ajeno y encontrar los pedidos, reclamos, cierres o acuerdos que hagan falta para procesar lo que ocurre.

Hacer importante lo que importa para darle su lugar al dolor y encontrar la salida.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios