paradoja

Tal como propone Carl Rogers en esta frase compartida en Pinterest por SAIKUMA las posibilidades de cambiar aquello que no satisface, gusta o sirve pasa en primer lugar por reconocerlo, validarlo y aceptarlo como propio.

Cuando se considera que lo que no se acepta no es  de uno y se echan culpas, se generan explicaciones de lo que otros hacen o deberían hacer y se condiciona el propio cambio a los cambios ajenos, se aleja la posibilidad de transformación porque no se la abraza.

Al contarse siempre la misma historia tranquilizante, que amuralla el conformismo, no despierta preguntas, y hace que se tolere, se pretenda que no hay otra forma y se dejen de ver oportunidades de evolución y crecimiento, se suelta la proactividad, el poder hacer y la elección del protagonismo.

Elegir autoconocerse, reconocerse y trabajar para aceptarse en las luces y sombras, ya sea en un trabajo personal o con el auxilio empático, abierto y desde la escucha , se inicia un camino, de esfuerzo si, y sin embargo posibilitante, enriquecedor y generador de posibilidades.

Aceptarse no implica no querer cambiar, y da una base clara, congruente y firme en la que empezar a construir el propio y nuevo estar siendo.

Desde la fidelidad a lo que nos hace ser quienes estamos siendo, las estrategias que provee el aprendizaje, los encuentros genuinos que da la comunicación directa y el disfrute que da cambiar por elección.

¡Hasta  la próxima!

Andrea

 

Anuncios