tehabiavisto.jpg

Este texto de Antonio Porchia, compartido por Una mente compleja, trae, con su juego de preguntas, la actitud, abierta y respetuosa de aceptar y validar el cambio de los otros.

No poder ver a alguien como lo habíamos visto tiene que ver, muchas veces, en sostener prejuicios, aferrarse a estereotipos, no abrirse a reconocer y quedarse pegado al pasado.

Ver como se ve ahora implica estar conectado con la actualidad, percibir a los otros como están siendo, escuchar desde la intención clara de comprender y validar las elecciones personales.

También facilitar la aparición de los demás, generar espacios de comunicación congruente y habilitar encuentros genuinos de construcción de significados.

En la medida que se aceptan las modificaciones del estar siendo de los demás,  se abren posibilidades a los propios cambios.

Reconocer entonces que ya no veo del mismo modo a otros, es empezar a poder ver que ya no veo igual.

Interesantes posibilidades se abren al ver diferente.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios