432f80e64a74d6ddfd087a86b2941051

Esta frase de Carrie Underwood, personaje de “House of Cards” protagonizado por Robin Wright define un proceso de comunicación funcional.

Te escucho, respeto y celebro que compartas tu opinión, pero no necesariamente eso va a cambiar la mía.

Es decir, estoy dispuesto a enterarme, darte el tiempo que necesites para decir y al mismo tiempo conectarme con lo que me hace sentir el ser depositario de tu comunicación, y también puedo sostener mi propio pensamiento o juicio.

El comunicador funcional comunica con claridad y estabilidad, escucha lo que se le replica, es perceptivo de esa información , revisa su posición y decide si sostenerla o cambiarla en una trabajo protagónico desde la fidelidad a si mismo..

En muchas ocasiones, en cambio, se recibe la expresión de juicios del otro como intento de colonización, batalla a enfrentar o material ineludible y se subordina la opinión o la percepción personal, callandola o cambiándola.

Se busca la aprobación, la aceptación o el aplauso poniendo en duda y quitando valor a las propias percepciones, pensamientos o decisiones.Asi, se deja de elegir, no se sostienen opiniones, se pierde seguridad y  se atenta contra la autoestima.

Comunicar desde la confianza personal y hacia el otro, expresarse a partir de la seguridad situacional y estar abierto a pensarse, a escuchar y a decidir que se hace con la información que se recibe, habilita a trabajar desde el protagonismo y la congruencia.

Y a disfrutar ser uno mismo en comunicación con otros, que pueden no pensar lo mismo.

Enriquecedor y posibilitante.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios