espiraldetalento

Instalar la mirada sobre los contextos que se pueden crear a la hora de hacer que mas personas sean consideradas talentosas, como propone Judith E. Glazer, habilita dejar de pedir  a cada uno que brille, para construir ambientes en los todos pueden brillar.

Ineludibles en procesos de enseñanza-aprendizaje, ayuda , acompañamiento y promoción, trabajo e investigación,   estos contextos facilitan  el desarrollo del pensamiento, la construcción de significados compartidos, el descubrimiento de nuevas conexiones y la ampliación del conocimiento,  y aseguran el disfrute, la expansión y la comodidad.

Convocan a crear,  compartir y evolucionar, en espirales de crecimiento y transformación, habilitando la expresión, el protagonismo y el compromiso.

Para ello necesitan instalar espacios de no juicio, considerar los tiempos y los modos personales y facilitar conversaciones en las que se comparta el conocimiento y se desarrollen las preguntas.

Se haga  antes de evaluar, los errores sean espacios de aprendizaje, y la gente pueda hacer lo que ama mientras hace lo que puede y logra poder mas.

Contextos asi en las escuelas, los talleres, las bibliotecas, los hospitales, las empresas, las instituciones, las comunidades, harán que el brillo, el talento , vaya instalándose como modo.

Y sea natural brillar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios