todos.jpg

Es que si como dice Andrea Grobocopatel y promueve a través de la Fundación FLOR, no reconocemos que podemos todos ayudar a que las cosas cambien en la sociedad, perdemos protagonismo, nos quedamos empantanados, y obstaculizamos procesos de crecimiento y evolución.

Desde cada lugar, a partir de las propias ideas, desarrollando los talentos y dones personales, tejiendo redes, creando oportunidades, celebrando realidades, comunicando necesidades, mostrando haceres, se pueden generar cambios.

Para eso hay que salir de las explicaciones tranquilizadoras, las quejas, los humores y actitudes inhabilitantes, el creerse insuficiente, la comodidad incómoda, los temores y la búsqueda del perfeccionismo.

También, pedir ayuda, proponer ayudas , comunicar con claridad lo que se necesita, reconocer las necesidades comunes, escuchar las quejas y sacar de ellas la información que sirve, no pretender solucionar la vida ni decirle que no a lo  que asusta y confiar en que lo que se da se multiplica.

Hacer lo que se pueda, hasta lograr lo que se sueña.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios