nadiepierde

Es que el recibir tiene que ver con aceptar, validar al otro que otorga, ponerse en situación de necesitar, celebrar la posibilidad que los demás tienen de dar, y reconocer  y poder expresar el agradecimiento.

Requiere seguridad, equilibrio, autogestión de las emociones, autoregulación de reacciones  y empatía.

Asi, como dice la frase de familias.com,  pierde el que no sabe recibir porque se queda fuera del círculo virtuoso de la complementación, obtura su posibilidad de crecimiento y evolución y puede hasta no reconocer que espera o necesita.

Aceptarse como merecedor de ayuda es tan importante como validar la propia necesidad,  para poder pedir, abrir conversaciones de acuerdo y generar espacios de contribución mutua.

Descubrir, también,   que  en todos los procesos de intercambio no sólo en el amor, dar es también recibir ,  implica anclarlos en desafíos enriquecedores promotores del involucrarse plenamente , celebrar las posibilidades y aprovechar las oportunidades de encontrase genuinamente. 

Y aprendiendo a recibir, se optimiza y amplia la capacidad de dar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios