decorarlajaula

 

Si , como dice Leandro Taub, en esta frase que compartió Lucía Diaz en Pinterest, decorar la jaula no hace libre, es importante descubrir si estamos evitando ser libres, y en consecuencia, de qué forma decoramos la jaula.

Sentirse libre implica que uno no está encerrado, que puede obrar y no obrar y elegir por sí mismo y hacer sin impedimentos. 

¿De qué manera accionamos cuando no nos sentimos libres? 

¿Será explicar tranquilizadoramente lo que nos detiene? ¿Buscar más y más recursos para sostener lo que ya dejaríamos caer? ¿Esforzarnos por contar bien lo que va mal? ¿Quejarnos y resentir sin reconocer ? ¿Hacer como si nada pasara y  no pedir ayuda? ¿Elegir la seguridad antes que el disfrute? ¿No trabajar para  abrir espacios de pensamiento sobre lo que se necesita, se quiere, se elige? ¿Sentir que uno desaparece en el mismo proceso en el que vive?

La otra posibilidad es honrar el propio estar siendo, develar lo que hace falta para ser fiel a uno mismo, abrir ventanas en las jaulas, construir escaleras.

Para eso hace falta, fundamentalmente,  honestidad.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios