enunomismo

Comprender que todo conflicto empieza en uno mismo , como dice Enric Corbera , no implica solamente hacerse responsable del 50% que corresponde a uno como interlocutor,  sino tambien trabajar personalmente para evitar iniciar y sostener disputas y enfrentamientos.

La propia actitud, disposición, apertura, determinarán la manera en que se desarrollarán los encuentros.

Ahondar en las intenciones, los propósitos , lo que se busca o espera ayudará a elegir otras formas de expresión, e instalar procesos más adecuados.

Comunicar congruente y oportunamente, gestionar de manera adecuada las emociones,  considerar como objetivos el ceder tanto cono el ganar, desarrollar la flexibilidad y la generosidad.

Construir relaciones de confianza, escuchar comprometidamente, tratar de entender antes de acordar, soltar el querer cambiar a los otros, también son claves a la hora de evitar generar o continuar  conflictos.

Así como “se necesitan dos para pelear” , está dentro de las posibilidades de cada uno el no involucrarse en conflictos u operar para no echar leña al fuego y encontrar otros modos de resolver la situación.

Y esto será más fácil en la medida en que se reconozca y valide el propio estar siendo, al mismo tiempo que se trabaja profundamente sobre la propia disposición a generar conflicto.

Cuando dejemos de querer convencer, conquistar, moldear y cambiar a los demás , nos alejaremos del conflicto y avanzaremos hacia las conversaciones.

Claras, enriquecedoras, intensas  y pacíficas conversaciones.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios