seconvirtioenprincipe

El secreto para convertirse en príncipe, según esta frase de la película Straight A’S ,parece ser arriesgarse, es decir atreverse a salir de los lugares y acciones habituales.

Cambiar y transformarse, que es a lo que se refiere esta metáfora del sapito que se vuelve príncipe, puede ser un proceso pedido por otro, obligado por la vida o decidido por elección. 

Sin embargo para realizarse necesita ineludiblemente un trabajo protagónico, intencional y comprometido.

No se cambia por casualidad , por ponerse una corona o  por un beso mágico,  sino por el reconocer, validar y aceptar los propios espacios de aprendizaje, agujeros y características, asi como los comportamientos, actitudes y reacciones, y desarrollar acciones precisas y sostenidas para solucionarlos y modificarlos.

Para eso es que hace falta arriesgarse. 

Arriesgarse a dejar las conductas , conversaciones y patrones de realización que no resultan satisfactorias  pero dan seguridad,  comentar dificultades y pedir ayuda, y sostener procesos de transformación hasta que se hagan efectivos.

Salir de los circulos viciosos de la queja, la recriminación y el resentimiento para avanzar hacia intercambios genuinos, planteo claro de límites y expresión honesta del propio estar siendo.

Asumir la propia responsabilidad y hacer para lograr lo que se busca.

De a un día.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios