uncaminoatrevido

¿Cuántas veces en situaciones adversas pensamos en atrevernos como lo plantea Séneca en esta frase? ¿Damos espacio a la incertidumbre y elegimos volar sin instrumentos? ¿Confiamos en nosotros mismos y avanzamos?

Aunque el caminar sea errático como parece ser el de los simpáticos patos de la foto, tomar un camino diferente puede sacarnos de las viejas maneras de reaccionar, de las respuestas preconcebidas, de los modos repetidos sin análisis, de la ineficiencia aceptada.

El camino atrevido puede ser iniciar una conversación impensada, proponer una idea innovadora, ofrecerse para algo cuando nadie lo esperaba, poner límites en situaciones descontroladas.

Mostrar una nueva perspectiva, sostener una linea de pensamiento provocador, animarse a ser distinto con intencionalidad, apostar a generar cambios en casos cerrados.

Requiere no dejarse vencer por la situación, apelar a los recursos que si se tienen, desarrollar un protagonismo conciente , soltar la creencia de que no se puede y dar pasos de costado, al revés o hasta patas para arriba.

Seguir a los patos por la nieve no será necesariamente cómodo, pero es muy posible que nos saque  del lugar en el que estamos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios