proceso

Esta frase compartida por Full Musculo en Twitter, nos recuerda la importancia, riqueza y posibilidades de los mientras tanto.

Disfrutar, enamorarse, vivir bien los procesos, hace que fluyan armoniosamente además de asegurar en gran medida los resultados.

Sin embargo, cuando resistimos lo que tenemos que hacer, elegimos las escaleras más difíciles, copiamos las formas y los modos de otros sin tenernos en cuenta, los procesos se sufren, la persistencia se obtura, y no se logra. 

Preguntarse y reconocer qué se necesita, qué se busca, qué se está dispuesto o no a hacer, será el primer paso para poder comprometerse con un proceso a desarrollar.

 Por eso, en aquellos procesos de ayuda en que es ineludible la partipación voluntaria del otro, es importante trabajar con la persona a auxiliar para que se involucre de la manera mas adecuada, facilitándole no sólo información sino también ayudándolo a percibir realmente lo que se le está proponiendo y habilitándolo a hacer suyo el proceso a desarrollar.

Reconocer que la vida misma es un mientras tanto y armarla mediante procesos enriquecedores, posibilitantes y disfrutables, hará que se logre mas y mejor.

Y fundamentalmente, que se viva bien.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios