amadayaceptada

Amar y aceptar, entonces, se transforman en métodos claros a la hora de acompañar, rescatar, ayudar y sostener a los raros, solitarios y no tan aptos,  según dice Anna Gavalda en esta frase compartida por Ana Izaguirre en su tablero Frases de Pinterest.

Claro que aceptar y amar cuesta en la medida en que los demás no se nos parecen, ni se acercan lo suficiente o no hacen bien lo que tienen que hacer.

Sobre todo, cuesta mucho cuando ponemos el acento negativo en eso que nos diferencia, nos separa, no nos satisface.

Sin embargo, si los aceptamos como son, elegimos amarlos antes que querer cambiarlos, no solo facilitaremos su fortalecimiento sino que habilitaremos  encuentros, a partir de los que  todos nos volveremos más conocidos y menos lejanos. 

Este acercamiento promoverá también el hacer conjunto, la complementación de saberes y conocimientos, el compartir talentos en un círculo virtuoso de crecimiento y evolución.

Abrir puentes, tender manos, dejar de etiquetar para empezar a mirar, evitar imponerse el acordar para instalar la comprensión,  poner el acento en la posibilidad y no en lo que no está, serán modos de trabajar la aceptación.

La recuperación,  el reconocimiento , la gratitud, la amistad y el amor  llegaran al acortar las distancias.

En la maravillosa interacción.

¡Hasta la proxima!

Andrea

Anuncios