Amigoesquien

Hermosa como saludo del Día del Amigo de Silvia Bathis, esta frase con su imagen, compartida por Somos Argentina habla de empatía, escucha, disposición a acompañar y validación del otro, claves a la hora de cultivar la amistad y también  toda otra  relación.

Abrirse a conocer la canción del corazón de alguien implica bajar  o poner a un lado los juicios personales, escuchar con compromiso y desapego para percibir todos los matices de lo que el otro expresa, preguntar para entender y decidir comprender en lugar de acordar, tratar de convencer o modificar a los demás.

Validar al interlocutor, no querer ponerlo en cajitas premoldeadas, darle tiempo  de aparecer y encontrar la forma de poder mostrar, aceptar como pertenecientes al otro  los conceptos , creencias y miradas que sostiene, y  proponerse ser espejo neutro y habilitante.

Después, cuando a quien se conoce asi, desde el acompañamiento consensuado, se le olvida la letra, es decir está  confundido, vive una transición, decide cambiar, necesita ayuda, perdió el paso, requiere colaboración, se olvidó del disfrute, acercarse con la canción conocida desde la distancia óptima y con la intención adecuada.

No para ponerlo en el lugar, resentir su mal caminar, encorsetarlo en lo que debe hacer desde lo que ya dijo ,  castigar su confusión desde certezas ajenas o empujarlo a seguir cuando no tiene claro donde ir.

Si para abrir en un trabajo acordado nuevos acordes de la vieja tonada, ayudarle a capitalizar los recursos con los que antes entonaba, sostenerlo desde la seguridad de que si alguna vez cantó podrá nuevamente hacerlo, y celebrar el encuentro desde la libertad de dejar ser.

Eso hacen los Amigos, con mayúscula .

Y todos podemos aprender de ellos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios