un-lugar-donde-volver-L-TzUozH

La frase de T.S Eliot y la fotografía de Anxo Tenreiro con ese juego de círculos,  hablan de la posibilidad de explorar y habilitarse a ver por primera vez, claves a la hora de trabajar sobre uno mismo, reconocerse, validarse y aceptarse y sobre circunstancias inmovilizantes.

En el trabajo de explorar el afuera o el adentro hay que incluir la capacidad de asombro, la flexibilidad de soltar lo ya visto para encontrar lo nuevo, y preguntas diferentes a las que llevaron a buscar.

Rever como si se viera por primera vez implica no juzgar,  interrogar sin porqués,  abrir espacios de pensamiento innovadores, y apostar a hallar lo que no se había encontrado.

Estrategia adecuada para disolver situaciones conflictivas, resolver problemas y estancamientos, facilitar el desovillado de los “acá siempre se hizo así” y alentar reencuentros enriquecedores  entre personas y con objetos de conocimientos.

Modo de redescubrirse tras el trabajo de duelos, cambios y aletargamientos y no perder la fidelidad a uno mismo en tanto se encuentra un nuevo espejo.

Es una forma de volver siempre llegando.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios