Círculo de Coachingmodificarloqueescucho

La frase y la maravillosa fotografía de la ola rompiendo que Débora Belloso incluyó en una presentación del programa “Camino de la Maestría” que dicta el Círculo de Coaching , reflejan claramente la intromisión en la propia capacidad de escucha del diálogo  interno, las emociones y las reacciones.

Aun cuando se intente voluntariamente escuchar con compromiso,  el propio estar siendo puede interferir, colorear, inhibir y confundir la comprensión y el grado de atención que se entreguen al interlocutor.

Los sentimientos, pensamientos, estados de ánimo, así como los modelos mentales, creencias y percepciones habilitan la escucha cuando se los reconoce, se tiene con ellos la distancia óptima y se trabaja la escucha desde la empatía, la búsqueda de encuentro genuino y la validación del otro como emisor.

Las agendas ocultas, el querer impresionar, el temor a no hacer bien, la inseguridad y la desvalorización de uno como comunicador atentan contra la capacidad de escucha.

También el creer que se conoce lo que el otro va a decir, la urgencia por compartir lo que se piensa, el creer que se tiene la razón o la fuerza por cambiar a los demás.

Estas olas poderosas que nos hacen ser quienes estamos siendo, tienen que poder ampliar, a través del trabajo personal,    la posibilidad de  escuchar para comprender, dar y darse tiempo, dejar que la conversación se construya con otros y disfrutar la maravillosa posibilidad que son los demás.

Porque lo mejor es escuchar siendo uno mismo para habilitar que los demás sean ellos mismos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios