nopodriaimaginar

Esta validación de la memoria como medio para imaginar que propone Jorge Luis Borges en esta frase compartida por Ana Laura Delgado y Ediciones El Naranjo con una deliciosa ilustración de Leonor Pérez para el libro Tres veces la mar” con Pedro Villar , es una invitación clara a resignificar, abrir espacio a pensamientos nuevos y acomodarse en el muelle para poder pescar otras ideas con tranquilidad.

Claro que la memoria como crisol de imaginaciones es tanto rica como personal. Cada uno teje los recuerdos, las historias, la urdimbre de lo vivido desde el propio estar siendo. Y es en esa untuosa mezcla de hechos, miradas, vivencias, emociones que se puede abrevar para crear.

Si se trabaja desde la distancia óptima, con el desapego de conocer el camino recorrido, y el espiritu crítico y respetuoso de volver a mirar sabiendo que ya fue.

La memoria hace a la identidad, y como tal marca líneas de interés, apetencia de saber, facilidad para manejar ciertos temas, libertad de manejar determinadas herramientas.

Habilita conocer universos nuevos a partir de mirarlos con un catalejo usado.

Y es el acto creativo en todas sus dimensiones el que habilita usar esas convenciones de la memoria como trampolín de salto.

¡Gracias a todos los creadores que nos llevan de la mano a pescar en la memoria  en paz y disfrute!

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios