caminos- equivocados
 Parece directa la extrapolación de  lo que hacen las  compañías que llevan su marketing al extremo de desconectar su mensaje de lo que son , como dice Eduardo Braun en su nota para La Nación, a lo que hacen las personas cuando se expresan  y se comportan sin ser fieles a sí mismos.
Intentar comunicar lo que no se es, trae la dificultad grave de no poder sostener en los hechos lo que se promete, de alejar la propia mirada de lo que realmente importa y de confundir el mensaje y al interlocutor.
En la medida en que los demás tienen que empezar a adivinar, traducir o suponer, se pierden encuentros genuinos, posibilidades de acuerdo y elaboración de proyectos conjuntos.
Se distancian relaciones, se obturan oportunidades y se resienten las interacciones.
Trabajar para autoconocerse , validarse ,elegir y hacer en consecuencia, habilitará la construcción de la coherencia. Luego llegará la posibilidad de comunicar el propio estar siendo, las decisiones , elecciones y acciones de un modo congruente.
Y a partir de ese mostrar  fiel y oportuno, es que se construirá con otros la confianza.
¡Hasta la próxima!
Andrea
Anuncios