nadieesigualaotro

Original la mirada sobre la copia  que propone Billie Holiday en esta frase compartida en Pinterest por Buzzfeed al decir que no se puede lograr nada copiando no sólo porque somos todos distintos sino porque en la imitación no se ponen sentimientos.

Me atrevería a decir que si se ponen sentimientos, son de los menos positivos para la autoestima, la confianza y la fidelidad a uno mismo.

Cuando se copia por envidia, admiración invalidante,  comparaciones inhabilitantes,  inseguridad, pereza o por creerse insuficiente o no capaz, se establecen circulos viciosos de mirar permanentemente al costado, aplicar la energía en imitar o parecerse o hacer igual, y no sentirse satisfecho prque en el fondo , nunca es igual.

Y aunque haya teorías que digan que copiando se aprende, que imitando se construye la propia mirada o modo de acción, hay que cuidar que se busca, cuanto se deja impregnar uno por los modelos, y de qué manera se propone a los demás que crezcan a partir de lo que hacen parecido.

Si se quiere que los chicos de jardín conozcan a Miró, es preferible que miren sus cuadros, conozcan su historia y reconozcan sus técnicas y colores. Y luego, que armen sus propias pinturas al estilo de Miró y no copiándolo.

Para que puedan poner sus intereses, sentimientos, emociones, ganas y fuerzas, al servicio de crear, no de copiar.

El ser distintos no solo nos hace diferentes, nos hace inmensamente ricos en posibilidades para nosotros y los demás.

Capitalizar lo que otros hicieron de la mejor  forma es poder seguir siendo fieles a nosotros mismos en el camino de homenajear su creatividad.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

 

 

Anuncios