escribir la propia historia

La invitación que propone William Shakespeare en esta frase que se le atribuye y fuera compartida en el programa “Continuum”,  de considerar el pasado como prólogo implica habilitarse no sólo a pasar página y escribir una nueva historia sino también a conservar aquellos datos que puedan servir.

La conexión con el propio pasado es ineludible y el estar siendo actual no sería el mismo con otra historia.

Reconocerla, y trabajar concientemente en no resentir sino en validar,  perdonar y capitalizar lo aprendido será dar al momento  todas sus posibilidades.

Sin importar cuál haya sido el pasado, o sea con cuáles palabras este escrito el prólogo, serán las elecciones actuales las que determinarán lo posible.

Soltar lo que pasó desde el convencimiento de que con eso ya no es posible hacer nada sino resignificar y dejar, liberarse de ataduras que no existen mas que en las creencias, y enfocarse en lo que si se puede hacer, requerirá esfuerzo pero marcará enorme diferencia.

Y lo maravilloso es que se pueden escribir millares de historias a partir del mismo prólogo.

Seria un ejercicio de resiliencia.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios