atencionmaspura

La atención se presta, y otorgar a otros la versión más pura de nuestra atención como propone Richard Moss es instalar contextos habilitantes de interacción, favorecer la comunicación congruente y desarrollar encuentros genuinos y enriquecedores.

La velocidad de la vida cotidiana, la incapacidad de concentración, el tener la mente ocupada en múltiples discursos internos, y los juicios que se tienen sobre el otro, el tema y uno mismo, hacen que aun desde la intención de estar atentos, se pierda la posibilidad de atender consciente y profundamente.

A esto se suma que contestamos desde las propias preguntas a los requerimientos de otros, suponemos que sabemos lo que los demás piensan , sienten y quieren hacer, intentamos dar soluciones, ser empáticos desde la comunicación de las propias vivencias y tener razón.

Ovillados en la propia mirada, nos perdemos a los otros.

Atender requiere decidir hacerlo, estar disponible, ser consciente de uno mismo, poner a un lado lo propio y abrirse profundamente a la aparición de los demás.

Para entender y comprender. Sin juzgar, ni querer acordar, ni convencerse ni convencer.

La atención consciente y activa tiene a las preguntas como herramientas.

Para ampliar la comprensión, favorecer la percepción, ayudarmos a atender.

La más pura atención deja a la mariposa siendo mariposa.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios