nolohacesjpg

¿Cuántas veces se sabe lo que hay que hacer pero no se hace?  y tal como dice esta frase compartida por Viviana Ulloa en su tablero Frases de Pinterest, se está peor que antes porque además de no conseguir,  se reconoce la falta de voluntad, se cae en la autoconmiseración y las excusas o se va deteriorando la autoestima.

No saber qué es lo que se tiene que hacer crea incertidumbre y frustración, pero saberlo y no hacerlo implica quedar en un espacio desagradable de transición, a distancia del logro y ya habiendo soñado llegar.

Son las explicaciones tranquilizadoras, las excusas consideradas certezas, los temores no analizados y el querer tener todo controlado los que dejan sin hacer aun cuando se conozca lo que debería hacerse.

Y asi, se frustran proyectos, se reacciona ante las necesidades inminentes, se proyecta sin planificación, se avanza muy lentamente y se instala el desánimo como estado relativo al hacer.

Realizar lo que se sabe que hay que hacer, aunque sea mínimo y poco consistente, acerca al logro, ayuda a evaluar lo caminado, favorece el optimismo, alienta el protagonismo y empuja hacia adelante.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios