rutanorutina

Aun cuando la ruta elegida no sea tan larga y espectacular como el viaje que cuentan Silvia y Carlés en su blog “Un cambio de aires”, este llamado compartido en Pinterest por Derivasia invita a elegir cómo vivir la cotidianeidad.

Caer en la rutina no solo tiene que ver con el hacer monótono  sino con la actitud y las elecciones que se hacen sobre ese accionar.

Cuando se hace automáticamente, se repite antes de innovar, se desconecta uno del disfrute y de la fidelidad a lo que se siente, se necesita, se busca, entonces la tarea, la relación, la vivencia se viste de rutina.

Repetirse que se está estancado, compararse con los demás, quejarse como modo de reaccionar , bajar los brazos, instalará la rutina en su peor expresión.

Abrir ventanas por las que pueda entrar el proponer ideas, el diseñar nuevos modos, la posibilidad de establecer relaciones impensadas, el desarrollo de la propia carrera, el goce de elegir , hará que la percepción, y por ende la vivencia de lo que se hace, cambie.

Planear la ruta y hacer conscientemente lo que se elige,  ayudará a lograr el viaje deseado, no sólo el posible.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios