eltiempoinexorable

La rutina, las carreras, el estrés, pueden encerrar en círculos viciosos de decisión y acción que dejan afuera a la reflexión, a la posibilidad de detenerse a escuchar el silencio, como plantea Romano Battaglia.

Reflexionar sobre lo hecho el tiempo suficiente como para evaluar, integrar la experiencia con las necesidades actuales, aprender y planificar los nuevos pasos, determinará un mejor caminar, consolidará los logros y habilitará el disfrute.

Abrir el trabajo sobre la autoconsciencia del propio hacer implicará poder descubrir lo que hay que aplaudir, lo que es necesario arreglar, los ámbitos y situaciones en los que se necesita ayuda.

Darse tiempo para capitalizar lo hecho, validar los modos, encontrar a quien pedir auxilio, será crear ritmos mas saludables y llevaderos.

Alternar el hacer con el pensar, el correr con el escuchar el silencio, es incluir la pausa, promover el descanso, facilitar la reparación.

Y es dejar de correr, para empezar a disfrutar el paisaje y el andar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios